Ramón Ruiz asiste a la ‘Quedada’ de los campamentos de verano en el albergue de Solórzano

-La jornada de convivencia ha contado con la asistencia de los jóvenes que han participado en los siete campamentos organizados este año por la Dirección General de Juventud

Santander – 12.08.2017

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, ha asistido hoy a la ‘Quedada’ de los siete campamentos juveniles que el Gobierno de Cantabria ha organizado este verano y que se ha celebrado en el albergue Gerardo Diego de Solórzano con la presencia de unas 250 personas, entre jóvenes participantes y familiares.

Durante la jornada de convivencia, el consejero ha estado acompañado por el director general de Juventud, Jorge Gutiérrez, y ambos han destacado la importancia de la celebración de este tipo de actividades. “Esto ayuda a crear ciudadanos con espíritu crítico, sensibles a las problemáticas de los demás, solidarios, comprometidos y respetuosos con el medio ambiente y con la igualdad y prevención de la violencia de género”, ha resaltado Ruiz.

Asimismo, ha subrayado la consolidación de Cantabria como “referente” en la puesta en marcha de actividades de tiempo libre en verano y ha puesto como ejemplo los datos de los campamentos: “Este año más de 4.500 jóvenes han participado en campamentos, que suelen celebrarse en zonas rurales, con lo que ello supone para la dinamización de esos enclaves con gente joven disfrutando en verano”, ha señalado.

El consejero ha aprovechado el encuentro con jóvenes en Sólorzano, que ha coincidido con la celebración del Día Internacional de la Juventud, para reclamar la “plena participación” de los jóvenes en la sociedad y mejorar su situación porque “aunque son imprescindibles para el desarrollo continuado de cualquier sociedad, son víctimas de los grandes cambios que se producen con el paso del tiempo”.

Para Ruiz, los jóvenes “son fundamentales para llevar a cabo el cambio social, el desarrollo económico y la innovación tecnológica, así como el mantenimiento y el fomento de la paz, tal y como declara la Asamblea General de Naciones Unidas”.

Con la campaña de verano de este año, la Dirección General de Juventud ha logrado incrementar su oferta al contar con tres campamentos y ochenta plazas más -hasta llegar a las 245- que el curso pasado. A este aumento ha contribuido la recuperación de los intercambios que se han producido este verano con otras comunidades autónomas, lo que ha permitido que sesenta jóvenes cántabros hayan podido disfrutar de convivir en un campamento de deporte y multiaventura durante diez días en Jerte (Extremadura) y en otro de multiaventura y buceo fluvial en Furelos (La Coruña).

Además, en Cantabria se han llevado a cabo otros cinco campamentos: dos sobre medio ambiente y naturaleza en el albergue de Alto Campoo, en plena sierra de Híjar; uno sobre surf en el albergue de Loredo, y uno sobre música y otro sobre cine, estos dos últimos celebrados en el albergue de Solórzano, en el que hoy se celebrado la jornada de convivencia con la que se pone punto y final a un verano de actividades al tiempo libre que buscan, en palabras del consejero, “una motivación para niños y jóvenes por los valores que transmiten, el hecho educativo intrínseco que conllevan, la tradición, el esfuerzo y la experiencia vivida”.

Sin contar los 245 jóvenes que han participado en los campamentos de la Dirección General de Juventud, el Gobierno de Cantabria ha autorizado este año 84 campamentos que han sido utilizados por un total de 4.418 jóvenes. Unos datos que ponen de relieve la apuesta de la Administración regional por impulsar actividades de tiempo libre para jóvenes.

Durante la jornada de convivencia en Solórzano, tanto el consejero como el director general han podido comprobar en primera persona el espíritu de convivencia y armonía en el que se han desarrollado los campamentos juveniles de este año en Cantabria. Tanto los jóvenes como sus familias han disfrutado de una serie de actividades lúdicas, talleres, una comida campestre al aire libre y un concierto protagonizado por los propios jóvenes.