Absueltos Marcano e Higuera por el caso de la ‘casa de los gorilas’

 

  • La sentencia tiene un voto particular en contra -de la magistrada Paz Hidalgo Bermejo- que considera a Marcano e Higuera culpables
  • La sentencia, del día 8 de abril, se difunde una semana más tarde
  • La Sala reconoce que han existido irregularidades en los contratos examinados, pero que en ningún caso llegan a tener la relevancia jurisprudencialmente exigida, afirma la sentencia absolutoria.

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha dado a conocer hoy -pese a que la sentencia tiene fecha del día 8 de abril- la sentencia que absuelve a Javier López Marcano y Diego Higuera por el caso conocido como “casa de los gorilas”. Las actuaciones contra el ex consejero de Cultura del gobierno de Cantabria se iniciaron en virtud de querella interpuesta por CANTUR, dando lugar a la incoación de Diligencias previas 3/2013, en las que una vez practicadas las actuaciones que se consideraron oportunas se acordó la continuación del Procedimiento por los trámites del Procedimiento Abreviado y se acordó la apertura del Juicio oral formándose el Rollo de Sala 1/2014.

El Ministerio Fiscal calificó los hechos como constitutivos de un delito continuado de prevaricación previsto y penado en el art. 404 del
Código Penal, en concurrencia con el artículo 74 del mismo cuerpo legal considerando criminalmente responsables del delito a Francisco Javier López Marcano y a Diego Higuera Ceballos y solicitando la imposición de la pena de inhabilitación de nueve años. El Parque de la Naturaleza de Cabárceno, desde fechas anteriores al nombramiento de los acusados, estaba intentando hacerse con una pareja de gorilas como medio para incentivar las visitas y con el fin de construir una casa para albergar a estos animales Higuera, en su condición de director gerente de CANTUR, se puso en contacto telefónico con el despacho del arquitecto Eduardo Fernández Abascal Teira para la redacción del Proyecto y la dirección de obras de esta construcción, arquitecto sugerido por el López Marcano.

El primer encargo realizado al despacho de arquitectos del Sr. Fernández Abascal para la casa de los gorilas fue de fecha anterior al 18 de junio de 2004. La contratación de este despacho de arquitectos fue verbal.

El proyecto básico de casa de los gorilas de fecha 5 de julio de 2005 fue visado por el Colegio de Arquitectos de Cantabria el 27 de julio de 2006 y presentado en el registro general del Ayuntamiento de Villaescusa el 26 de octubre de 2006. En fecha no determinada, entre el 18 de junio de 2004 y el 22 de agosto de 2006, el Sr. Higuera, en su condición de director gerente de CANTUR, se puso en contacto con el arquitecto técnico Juan Ignacio Cobo Ugarte para encargar la dirección de obra y coordinación de seguridad por un importe de 35.061 € que finalmente fue contratada. También esta contratación fue verbal.

Con fecha 22 de agosto de 2006 el Sr. López Marcano firmó un contrato con el representante de mercantil Construcciones Queveda, S.L., para la construcción, con aporte de materiales, de la casa de los gorilas por un importe total de 1.601.785,90 €, de los cuales 481.702,83 € correspondían a las estructuras, y para un edificio anexo, destinado a tienda, cafetería y servicios, por un importe de 310.720,80 €.

La construcción, supervisada muy activamente por el Sr. Fernández Abascal, sufrió diversas modificaciones para adaptarse a las exigencias de los especialistas en el cuidado de los gorilas, entre ellas sacar la tienda, cafetería y servicios inicialmente previstos dentro de la casa de los gorilas a un anexo externo, que se construyó sobre la base de unos dibujos que realizó el arquitecto superior.

La Sala reconoce que han existido irregularidades en los contratos examinados, pero que en ningún caso llegan a tener la relevancia jurisprudencialmente exigida, afirma la sentencia absolutoria.

El fallo señala que toda la actuación imputada a los acusados tiene por objeto la construcción de la “casa de los gorilas”. El edificio que finalmente se construyó tiene una zona anexa con aseos, cafetería y tienda de regalos, siguiendo las directrices de la EPE (asociación protectora de los gorilas). No hay que olvidar que el proyecto arquitectónico de la casa de los gorilas recoge en sus observaciones, bajo la responsabilidad de los arquitectos firmantes, que el edificio proyectado, un pabellón de animales con visitas de público, es asimilable a un uso agropecuario y ocio-cultural. “Se considera una instalación de interés público y social que debe desarrollarse en el suelo rural”, afirma la sentencia a la que CANTABRIA DIARIO ha tenido acceso.

Sin embargo, en el voto particular, la magistrada Paz Hidalgo Bermejo considera probada la ilegalidad de realizar obras sin licencia y sin autorización, en suelo no urbanizable de protección de reservas mineras, vulnerando los arts. 112, 183 y DT2, apartado 5 de la Ley 2/2001, de 25 de junio, de Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo de Cantabria.