Baja el paro en abril, pero con una temporalidad «insostenible»

-Revilla cree que la ‘recuperación’ que vive Cantabria “contribuirá a reducir la precariedad laboral”

-Cantabria registra un 94% de contratos temporales, la tasa más alta de la serie histórica

-UGT considera que “el efecto de la Semana Santa se traduce en más empleo de baja calidad” y “disminuciones coyunturales del paro”

Más de 6.000 personas secundan la manifestación del 1 de mayo de UGT y CCOO en Santander
Más de 6.000 personas secundan la manifestación del 1 de mayo de UGT y CCOO en Santander

La secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha destacado el descenso del paro del mes de abril pero ha explicado que está causado por el aumento de la contratación temporal producido, principalmente, por la coincidencia del periodo de Semana Santa y ha subrayado que a pesar de reducirse el paro la precariedad del empleo continúa, con unas cifras de temporalidad “insostenibles”.

Lombilla ha puesto de relieve el “tremendo” aumento de los contratos temporales con más de un 20 por ciento respecto al mes anterior y ha subrayado que la región lidera el incremento interanual de este tipo de contratos con un 15,9 por ciento, cuatro veces más que la media nacional.

‘Destrucción’ del empleo indefinido

El empleo que se crea en Cantabria no se consolida porque los datos confirman que se está “destruyendo” el empleo indefinido con 11,8 por ciento menos de contratos respecto a marzo y un descenso de este tipo de contratación del 15,1 por ciento menos que el año anterior, “unas cifras desastrosas” que impiden que se afiance un empleo de calidad y estable, continuando “al albur” de los ciclos estacionales.

La secretaria de Empleo ha mostrado su preocupación por que la creación de empleo se concentra en los sectores menos productivos, no hay evidencias del necesario cambio de modelo productivo hacia uno de mayor valor añadido, que “obliga” a la comunidad a seguir con una “excesiva dependencia” del sector “más precario”, el de servicios, que en abril aglutinó al 77, 6 por ciento del descenso del paro.

La portavoz de CCOO ha lamentado que Cantabria “esté tan lejos” de la deseada recuperación económica y se “desmarque tanto” de “incipiente optimismo” que reflejan los datos nacionales.

En similares términos, el secretario de Organización de UGT en Cantabria, Alfonso Gil, aseguró hoy que el descenso del paro registrado en la región el pasado mes de abril “siempre es una buena noticia, aunque como suele ser habitual responde a más de un 94% de contratos temporales (94,36%), el porcentaje más alto de la serie histórica en este mes desde el año 2002, donde nunca habíamos rebasado este límite máximo (el mayor era el 93,75% de abril de 2015)”.

Empleo de baja calidad por el efecto de la Semana Santa

Gil agregó que “el efecto de Semana Santa se traduce por tanto en más empleo de baja calidad y confirma la relación inversa que hay entre la calidad y la cantidad de la contratación y en disminuciones coyunturales del paro, donde hoy baja para luego subir cuando concluye el empleo de muy escasa duración”.

“Ya es significativo que en Cantabria se registren en abril 3.354 contratos de trabajo más que en el mes de marzo por la Semana Santa y, sin embargo, todo ese incremento se base en contratos temporales porque hay menos indefinidos (-168)”, puntualizó el responsable regional de Organización de UGT.

Gil recalcó que “al margen de reducciones o aumentos puntuales del paro, en Cantabria sigue incrementándose el número de desempleados que no ingresan ningún tipo de prestación, que ya representan a más del 53% de todos los desempleados (23.644 desempleados)”.

“Nuestra tasa de cobertura por desempleo, 50,91%, es de las más bajas de un país donde se ha recortado al máximo la protección por desempleo y, de hecho, ya estamos a casi cuatro puntos de la tasa de cobertura nacional (54,86%)”, afirmó el secretario de Organización de UGT.

Por su parte, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado hoy que el descenso del paro registrado en abril “refuerza” la recuperación del mercado laboral que ya reflejó la Encuesta de Población Activa publicada hace unos días por el Instituto Cántabro de Estadística y confirma que 2017 “va a ser un buen año para el empleo en la Comunidad Autónoma”.

Revilla ha destacado que los datos conocidos este jueves son “positivos” tanto en términos intermensuales, con una reducción del desempleo del 3,9 por ciento respecto a marzo, como interanuales, ya que el descenso del desempleo respecto al mismo mes de 2016 ronda el 11 por ciento.

Igualmente, ha valorado que la caída del desempleo se haya producido en todos los sectores productivos, aunque con mayor intensidad en el sector servicios, “gracias al tirón de la Semana Santa y el inicio del Año Jubilar Lebaniego”.

En este sentido, ha señalado que los servicios, y especialmente el turismo, está siendo en este momento “el gran dinamizador del mercado de trabajo” cántabro, aunque la recuperación “se aprecia en el conjunto de la economía”, lo cual contribuirá a su juicio a “reducir la estacionalidad y la precariedad, que siguen siendo los puntos débiles de la situación laboral”.

El presidente confía para ello en el resultado de las políticas de inversión pública que el Gobierno está poniendo en marcha en el presente ejercicio, aunque también considera “imprescindible” en este objetivo la colaboración del Estado, que hasta ahora “ha brillado por su ausencia”.

“Espero que el estrangulamiento económico que sufrimos en 2016, con impagos del Gobierno central por importe de 90 millones de euros, acabe de inmediato, para evitar ajustes presupuestarios y recortes innecesarios, que pueden frenar la positiva evolución que está viviendo Cantabria”, ha concluido Miguel Ángel Revilla.