Portada

Cantabria decreta el cierre de hostelería y grandes superficies, salvo la venta de alimentos y artículos de higiene y parafarmacia

Ante la existencia de un riesgo ‘inminente y extraordinario’ para la salud a causa del coronavirus COVID-19, el gobierno de Cantabria a través de la consejería de Sanidad ha ordenado el cierre de los negocios de hostelería desde las 12.00 horas de este sábado y también desde esta medianoche quedará suspendida la actividad comercial en grandes superficies (salvo la venta de alimentos y de artículos de higiene y parafarmacia) así como el acceso a edificios públicos no sanitarios.

Además, se suspenden todas las actividades en centros y establecimientos deportivos, religiosos, culturales, artísticos, recreativos, de espectáculos y ocio. También se suspenden desde esta medianoche las visitas en las residencias de mayores, se decreta el “cierre total” de los centros sociales de personas mayores y se suspenden las actividades en centros de día, noche y puntos de encuentro familiar.

El Gobierno de Cantabria acaba de decretar la suspensión desde las 00:00 horas de esta noche de todas las actividades en centros deportivos, culturales, religiosos, artísticos, recreativos, de espectáculos y ocio y, a partir de las 12:00 horas de mañana, también las de establecimientos de hostelería y restauración, salvo los servicios de preparación y distribución de comida a domicilio.

De igual forman, quedan en suspenso todas las actividades comerciales en grandes superficies, a excepción de las farmacias y lo espacios dedicados a la venta de alimentos, productos de parafarmacia e higiene personal.

También se suspenden todas las actividades celebradas en espacios abiertos de carácter deportivo, cultural, religioso, artístico, de espectáculos y de ocio.

Además, permanecerán cerrados todos los edificios, instalaciones y dependencias del sector público en los que se presten servicios de carácter no sanitario, suprimiendo el acceso a la ciudadanía. Se exceptúan de esta medida los servicios de registro que se determinen y aquellos accesos imprescindibles que establezca el órgano competente.

El Ejecutivo también ha acordado el cierre total de los centros de mayores y la suspensión de todas las actividades en centros de día, noche y puntos de encuentro familiar, así como las visitas en residencias de personas mayores y de personas con discapacidad públicas y privadas, salvo circunstancias individuales en las que sean de aplicación medidas adicionales de cuidados y humanización que adoptará la dirección del centro.

Así lo ha explicado el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, que ha comparecido en rueda de prensa junto al vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, y a la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, para anunciar las medidas adoptadas para evitar la propagación de la epidemia de coronavirus y la protección de colectivos especialmente vulnerables.

Teléfono de consulta 900612112

Por su parte, la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, ha dado a conocer las medidas adoptadas en el sector público para garantizar el mantenimiento de los servicios públicos esenciales en la comunidad autónoma y que se aplican como consecuencia de la situación extraordinaria de estado de alarma decretada por el Gobierno de la Nación y de las medidas preventivas acordadas por la Consejería de Sanidad.

Con el objetivo de concienciar y ofrecer a los ciudadanos la máxima información, ha recordado que se ha puesto en marcha un teléfono de consulta, el 900612112, para cualquier duda o pregunta que se suscite en relación con el coronavirus.

En relación con los centros públicos y el personal de la Administración regional, ha señalado que se suspende la actividad presencial, exceptuando a aquellos trabajadores que desempeñen su actividad en servicios públicos esenciales, “que se declararán mediante acuerdo del Consejo de Gobierno que tendrá lugar mañana”.

También ha explicado que “toda la atención administrativa a la ciudadanía se va a canalizar a través del teléfono 012”.

Para los empleados públicos, ha indicado, se facilitarán fórmulas de teletrabajo en aquellos servicios declarados no esenciales, avanzando que a través de la Dirección General de Informática se cuenta ya con un protocolo y un plan establecido para que los funcionarios y trabajadores del Gobierno de Cantabria puedan trabajar a tres niveles de teletrabajo, en los casos en que sea necesario.

En función de cada nivel, se ha previsto para los empleados públicos una dotación de accesos para 5.000 empleados para el primer nivel, 1.000 para el segundo y 700 para el tercero.

Para el personal que sea designado para el mantenimiento de los servicios públicos esenciales, “se arbitrarán medidas organizativas que tiendan a la protección de su salud teniendo en cuenta las circunstancias del trabajo”. En este sentido, se establece la posibilidad de reorganizar los tiempos de presencia efectiva de los empleados en un mismo de trabajo, “estableciéndola de forma alternativa y aplicando fórmulas de conciliación siempre que sea posible”.

De cara a hacer efectivas estas medidas, Paula Fernández ha comentado que las secretarias generales de las respectivas Consejerías están organizando planes de trabajo que entrarán en funcionamiento una vez que el Consejo de Gobierno apruebe el correspondiente decreto.

Tras anunciar que Miguel Ángel Revilla participará mañana a las cinco de la tarde mediante videoconferencia en la Conferencia de Presidentes, ha destacado la importancia de la coordinación entre el Estado y las comunidades autónomas para trabajar de forma unida y lograr acabar lo antes posible con esta situación. Con posterioridad a la Conferencia de Presidentes, está previsto que el Consejo de Gobierno mantenga una reunión extraordinaria.

La consejera de Presidencia ha tenido palabras de agradecimiento a la colaboración prestada por los medios de comunicación para difundir la campaña informativa del Gobierno de Cantabria para concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de adoptar medidas de higiene y prevención para evitar contagios.

Actitud responsable: quedarse en casa

El Gobierno de Cantabria prevé “más casos positivos en las próximas horas y en los próximos días” a pesar de la evolución favorable de algunos casos, que serán dados de alta, ha avanzado Pablo Zuloaga.

Las medidas adoptadas buscan “frenar la evolución de la curva de la epidemia sobre ciudadanía”. Por eso, el Gobierno de Cantabria ruega a la ciudadanía “asumir con responsabilidad su comportamiento cívico”, ha dicho el vicepresidente regional.

“Hay que limitar nuestra vida social” y de ahí que el propio Gobierno regional haya suprimido su agenda pública y sus reuniones. Aun así, ha recordado Zuloaga, que el alumnado no tenga clase a partir de lunes no significa “en ningún caso que estén de vacaciones” y que las familias gocen de días de tiempo libre.

“La actitud responsable es quedarnos en casa”, ha insistido Zuloaga, para preservar la salud de los menores y de los mayores “la población más vulnerable e indefensa ante el avance del coronavirus”. Por eso, hay que evitar que si los niños no tienen clase estén en contacto con las personas mayores.

Por último, el vicepresidente del Gobierno de Cantabria ha recordado la necesidad de “asumir en primera persona hábitos saludables y de higiene personal efectivos” como la higiene de manos, la limpieza y aireación de hogares, no fumar y tener en cuenta que las personas con problemas cardiorrespiratorios “son las más vulnerables”.

Además, Zuloaga ha abogado por asumir nuevos hábitos como dejar de dar la mano, besar, que ahora mismo “no son actos de mala educación sino de responsabilidad”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada