Icono del sitio Cantabria Diario

Condenado el Ayuntamiento de Castro Urdiales por vulnerar las normas de prevención de riesgos laborales

-El Ayuntamiento deberá abonar 7.000 euros

-La Sentencia se produce tras la demanda de un Oficial de la Policía Local por acoso laboral ejercido por el Jefe del Cuerpo

El Juzgado de lo Social nº2 de Santander ha condenado al Ayuntamiento de Castro Urdiales a indemnizar a un oficial de la Policía Local, en el contexto de varias denuncias por acoso laboral en el seno de la Policía Local.

El Oficial, defendido por la Letrada María Luisa Holanda Obregón, de los servicios jurídicos de la Asociación de Policía Local y Bomberos de Cantabria (APLB) denunciaba que “desde hace varios años, por parte del Jefe de Policía Local del Excmo. Ayuntamiento de Castro-Urdiales, y con pleno conocimiento de la Administración Local codemandada, se está efectuando una persecución continuada contra el demandante”.

La Sentencia es categórica al definir como “pasivo” el comportamiento del Ayuntamiento, al que le reprocha que ni siquiera finalizó el Protocolo de Acoso Laboral municipal, activado tras denuncia interna del Oficial en 2017, ni adoptó medida alguna para evitar, prevenir y gestionar el conflicto y el consecuente daño que pueda generarse en una situación enquistada”.

Considera incuestionable la “situación generalizada de conflictividad laboral en el seno de la Policía Local de Castro-Urdiales, así como la ausencia de medidas para evitarlo, paliarlo o solucionarlo, en este caso en relación con el demandante, medidas que pasan por el diagnóstico del problema, la identificación del riesgo, la adopción de medidas y sobre todo la puesta en práctica de las mismas y, desde esta perspectiva, la actuación del
Ayuntamiento no cumple los parámetros necesarios en materia de prevención de riesgo psicosociales”.

La Juez incide en que no se trata del único caso, y hace constar que el Ayuntamiento ya fue condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria en enero de 2020, tras un caso análogo en el que otro Agente, delegado sindical de APLB, se sentía sometido por el Jefe de la Policía Local.

La sentencia dictamina la vulneración por parte del Ayuntamiento de Castro Urdiales de la normativa de prevención de riesgos laborales, condenando a la entidad local demandada a estar y pasar por esta declaración y a abonar al actor una indemnización de 7.000 euros.

Contra la resolución cabe interponer recurso de suplicación ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Salir de la versión móvil