Santander

El PSOE pedirá al Pleno que el Ayuntamiento certifique la propiedad municipal del Castillo de Corbanera

Daniel Fernández, portavoz del PSOE de Santander

El Grupo Socialista registra una moción que insta a elaborar los informes que determinen la propiedad pública del monumento en base a la declaración de Bien de Interés Cultural de 2012 y la nueva documentación puesta recientemente a disposición de la alcaldesa

El PSOE denuncia el “maltrato” al patrimonio del equipo de Gobierno, considera “inaudito” que un particular acceda a la documentación oficial antes que el Ayuntamiento y solicita protección, recuperación y puesta en valor para uso público del Castillo de Corbanera

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Santander ha registrado una moción para su debate en el próximo Pleno del mes de abril en la que insta a la elaboración de informes técnicos y jurídicos que certifiquen la propiedad municipal del Castillo de Corbanera, en La Maruca (Monte), en base a la documentación disponible.

Esta fortificación del siglo XIX pertenece a una línea defensiva de la ciudad durante las terceras guerras carlistas, y fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 2012, aunque está en la Lista Roja del patrimonio amenazado de la Asociación Hispania Nostra por su aspecto “desolador” con “casas dentro del recinto del castillo o adosadas a las murallas”.

Interpelado al respecto, el equipo de Gobierno PP-Cs ha respondido que “no hay registro de la propiedad que demuestre quién es el propietario”, pero recientemente el arquitecto santanderino, Annibal González de Riancho, autor de la memoria para la declaración de BIC, ha puesto a disposición de la alcaldesa, Gema Igual (PP), nueva documentación municipal que respalda el carácter público de la edificación.

El PSOE considera “inaudito” que “un particular muestre un mayor conocimiento de la documentación oficial que la propia institución”, por lo que plantea encargar informes a los servicios Jurídico y de Patrimonio basados en toda la documentación existente para “determinar” y “certificar” la propiedad municipal del Castillo.

Una vez dado este paso la moción insta a la alcaldesa, o en su caso el concejal delegado de Hacienda, a que incorpore la edificación al patrimonio de la ciudad mediante su registro en el Inventario de Bienes y Derechos del Ayuntamiento de Santander.

Y por último pide adoptar todas las medidas necesarias, en el ámbito de las competencias del Ayuntamiento de Santander, para proceder a la protección, recuperación y puesta en valor para su uso público del Bien de Interés Cultural (BIC) del Castillo de Corbanera.

“Frente a la desidia del PP, que ni siquiera sabía que es de propiedad municipal, pedimos que el Ayuntamiento actúe para defender el Castillo de Corbanera; frente a las políticas históricas de la derecha de abandono, maltrato y destrucción del patrimonio y de la identidad de Santander, el PSOE quiere ponerlo en valor”, reivindica el portavoz Daniel Fernández.

La propiedad pública de una construcción histórica

La moción recuerda que el expediente de la declaración de BIC demuestra la propiedad pública del Castillo de Corbanera, que en el año 1977 figuraba en el Catastro de Hacienda como propiedad del Estado Español, con la finca nº 1446 (a, b, c).

En resumen, las investigaciones que desembocaron en la concesión de la figura de protección del Castillo “refieren” actas municipales que citan “explícitamente” la propiedad del Ayuntamiento, así como “acuerdos plenarios de este Ayuntamiento en los que se trata sobre esta línea de fortificaciones y no deja lugar a dudas sobre su propiedad pública”.

Igualmente, la memoria documenta su arrendamiento “a un particular”, habiéndose construido, tanto en su interior como en su periferia, varias casas y cobertizos “de una manera totalmente improcedente”.

El PSOE considera que el Castillo de Corbanera es “de gran importancia” para el patrimonio de la ciudad como “único elemento de construcción militar que se conserva en Santander y único resto en pie de la historia reciente de la ciudad”.

Valor histórico y arquitectónico

La moción relata que el Castillo forma parte de la línea de fortificaciones construidas en 1874 como parte del “entramado defensivo” durante las terceras guerras Carlistas, “preventivo de un avance que no se llegó a materializar sobre Santander”.

Como explica, se levantó “toda una muralla que recorría el istmo de la península de Santander, de norte a sur, entre La Maruca y cerca del antiguo fuerte de Santa Cruz, en la aldea de Balbuena (aproximadamente lo que hoy es La Marga)”.

Una línea en la que se “intercalaron” una serie de “baluartes”, elementos de defensa nombrados como la Batería de San Pedro, en la Maruca; el Castillo de la Corbanera; el Fuerte del Alto de San Miguel; el Fuerte de Pronillo y el Fuerte Mar.

La moción detalla bibliografía histórica que “no deja lugar a dudas de que el Castillo de la Corbanera fue la obra más importante del entramado construido en 1874”.

“Desde el punto de vista del valor arquitectónico, sigue la corriente neomedieval que imperaba en el resto de Europa y recupera elementos típicos de la Edad Media, como troneras, aspilleras para fusiles, antepechos sobre los matacanes y fosos salvados por puentes levadizos”, describe.

Y añade que “terminada la guerra y pasado el peligro, el Ayuntamiento, en 1881, decide que los propietarios expropiados para la construcción del entramado defensivo puedan recuperar sus terrenos, pero quedan exceptuados de esta enajenación y remate los perímetros que ocupan la Torre de la Albericia y el Tambor o Batería de la Corbanera”.

El texto explica que a finales del XIX se encargó la confección de “un proyecto para rehabilitar el castillo como cárcel provincial, aunque el proyecto que no se realizó”, mientras que “en 1936 el ejército republicano sí construyó sobre el adarve un pequeño recinto de hormigón, que aún se conserva”.

En consecuencia, el PSOE aboga por recuperar su valor patrimonial para uso público “de la forma más humana y dialogante para superar la dejación de funciones y abandono durante muchos años”, mediante un proyecto de rehabilitación que “respete y ponga en valor el patrimonio para la ciudad de Santander”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Santander