Portada

La comunidad educativa rechaza la “ocurrencia” del PP para quitar unos meses a 500 profesores del paro

  • Según el PSOE el consejero de Educación del PP quiere ocultar su ‘destructiva gestión’ y quitar unos meses a 500 profesores del paro con una ‘ocurrencia’ que rechaza toda la comunidad educativa

El Partido Socialista de Cantabria-PSOE, a través de su Grupo de Educación, estima que el programa de Becas para la Iniciación del profesional docente (BIP) puesto en marcha por el consejero de Educación, es una chapuza y un engaño a los ciudadanos y a los educadores con la que pretende ocultar su destructiva gestión de la educación en Cantabria de cara a las elecciones del mes de mayo. Toda la comunidad educativa ha rechazado esta última ocurrencia, por lo que el PSC-PSOE exige su retirada inmediata y destinar el 1,35 millones de su presupuesto a recuperar las maestras y maestros en las aulas de 2 años.

El consejero de Educación en Cantabria, Miguel Ángel Serna, que ha perpetrado, a lo largo de la legislatura, el mayor ataque contra la educación de Cantabria y, más concretamente, contra el profesorado de la Educación Pública de nuestra región, vuelve a mostrar desprecio hacia los ciudadanos con las medidas que toma y las falsedades que dice.

A lo largo de la legislatura, ha depauperado la educación pública de Cantabria y con cada una de las medidas tomadas ha ido debilitando la vitalidad que tenía la educación pública de Cantabria y que se encontró al llegar en 2011. Ahora, estamos de nuevo ante otra maniobra propagandística, ya que las Becas BIP son, en realidad, un engaño y poco o nada tienen que ver con lo que se ha anunciado. Tras la apariencia de dar 500 becas, lo que se pretende es sacar de las listas de paro a 500 personas en los meses previos a las elecciones a costa de causar un grave perjuicio al sistema educativo cántabro.

Se justifican como puestos para la formación e iniciación profesional de los docentes, similar al modelo MIR, una idea que ya propuso el Partido Socialista para mejorar la formación profesional docente. El MIR es un sistema especializado para la formación profesional de los médicos al que se accede mediante oposición, que dura de cuatro a cinco años, durante los que cobran un sueldo por el puesto y la responsabilidad que desempeñan, a la vez que dan los primeros pasos como profesionales médicos.

El programa BIP que presenta Serna es un engaño, pues se trata de que 500 personas hagan prácticas durante 3 meses, prácticas que en nada se diferencian de las que realizan ya los estudiantes de magisterio o estudiantes del máster de secundaria. En definitiva, esta ocurrencia que el consejero de saca de la manga a pocos meses de las elecciones, nada tiene que ver con el modelo MIR del sistema sanitario.

Además, el Partido Socialista de Cantabria denuncia que, tal y como se plantea, este programa es una chapuza de malos gestores, que no va a solucionar ninguno de los problemas que el PP ha creado a lo largo de la legislatura y no va a aportar ningún beneficio a la calidad de la formación. Si la selección que se hace solo se valora el expediente académico, sin tener en cuenta actitudes y aptitudes básicas y esenciales que se requieren para el desempeño de la profesión docente, no se está persiguiendo realmente la formación de calidad de los docentes, sino simple y llanamente solucionar un problema a un partido político, el PP, de cara a las elecciones municipales y autonómicas. Asimismo, la antigüedad de 15 años como único criterio para la selección de tutores, no garantiza la mejora en la formación de esos becarios.

El Partido Socialista de Cantabria propone que, en lugar de esta chapuza de Serna y del PP, se debe abordar una reforma del acceso a la profesión pública docente, para lo que es imprescindible un proceso de diálogo abierto entre todos los sectores educativos.

Naturalmente, el PP y, en este caso, la Consejería de Educación no quiere ni oír hablar de ese tipo de procesos, como se ha demostrado a lo largo de la legislatura y ahora confirma de nuevo con el programa BIP al despreciar la opinión de la comunidad educativa contraria a esta chapuza que no puede ocultar su objetivo exclusivamente electoralista.

Cantabria ha perdido solo en los últimos dos años, 439 profesores y profesoras; tiene un 36% de profesorado interino de Secundaria y un 32% de Primaria con media y un tercio de jornada laboral; más de 500 profesores han visto modificada su jornada de completa a parcial y se tarda una media de tres semanas en cubrir las sustituciones del profesorado; la partida presupuestaria destinada a personal docente se ha recortado en más de 11 millones de euros desde 2011 y las becas de comedor y para libros se ha reducido de forma generalizada. Este es el resultado de una nefasta gestión que prima intereses partidistas y particulares frente a los generales. Con el 1,3 millones del programa BIP y el 1,2 millones de euros con que se subvenciona la segregación por el sexo en el colegio religioso Torrevelo, se podrían recuperar todas las maestras y maestros que se han quitado en las aulas de 2 años.

La medida es rechazada por todos los sindicatos, por FAPA, por los directores de los centros educativos, por el profesorado…; se ha silenciado al Consejo Escolar de Cantabria, hurtándole la posibilidad de manifestarse sobre una medida que atañe a un aspecto relevante del sistema educativo, como es la modificación de las condiciones del acceso a la función docente.

El PSC-PSOE exige la retirada de la Orden ECD/114/2014, de 18 de diciembre, que establece las bases reguladoras del Programa de Iniciación a la Profesión Docente No Universitaria. En su lugar, propone que, en la nueva legislatura, se inicie un proceso de diálogo, reflexión y debate serio y amplio de todos los sectores de la comunidad educativa implicados para reformar, mediante el acuerdo, de una manera integral el sistema de selección de personal docente en Cantabria.

Finalmente, Partido Socialista de Cantabria se compromete, si vuelve a gobernar y dirigir la educación en nuestra comunidad autónoma, a recuperar la calidad, el presupuesto, los recursos materiales, el profesorado, etc. ; todo lo que, a lo largo de estos años, el PP le ha ido quitando a la educación pública.

Por su parte, también la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) de UGT rechazó hoy en un comunicado la decisión del Gobierno de Cantabria de contratar en la enseñanza a 500 becarios docentes durante cuatro meses por 560 euros mensuales y sin derecho posterior a prestación por desempleo porque “entre otros efectos, limitará la propia contratación de interinos para sustituciones, tal y como ya ha sucedido en otras autonomías como en Castilla La Mancha”.

FETE-UGT ve “un claro electoralismo” en esta medida del Gobierno de Cantabria “porque le viene bien para reducir provisionalmente las de por sí desbordadas cifras de desempleo de la región a pocos meses de las elecciones autonómicas”, aunque considera “intolerable” que “ahora Educación dedique dinero público a crear empleos muy eventuales, baratos y sin derechos y no a rectificar su sangrante política de recortes de los últimos años”.

Para la federación de Enseñanza de UGT, “una medida como ésta es una prueba irrefutable de la pésima gestión en materia educativa del Gobierno de Cantabria, y más, tras los severos recortes que ha adoptado en sueldos, horarios, ratios, aulas de dos años, gasto de funcionamiento de los centros o becas, por citar algunos ejemplos”.

El sindicato reitera que “detrás de una decisión aparentemente positiva y popular porque se saca de las listas del paro a 500 personas, no deja de haber una clara intención de que estos becarios realicen las sustituciones de docentes  en baja laboral que deberían corresponder a los interinos, lo que es una amenaza para los propios becarios cuando lo sean porque las listas de interinos dejarán de ser operativas”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada