La Guardia Civil incauta más de noventa kilos de anémonas a tres mariscadores furtivos

  • La recogida de anémonas está vedada en Cantabria.

  • Unos de los denunciados, fue también investigado por un delito de quebrantamiento de condena.

06 de octubre de 2020. La Guardia Civil de Cantabria, denunció el 29 de septiembre a tres hombres que se encontraban extrayendo anémonas marinas, estando vedada su recogida en Cantabria. Además uno de ellos fue investigado como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena, al pesar sobre él condena de inhabilitación especial para práctica de marisqueo, por un Juzgado de lo Penal.

La mañana del 29 de septiembre el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Cantabria, recibió una llamada anónima, informando que unos hombres, con equipo de buceo y otro material sin especificar, se encontraban accediendo al agua, en la Bahía de Santander, entre la playa de Los Bikinis y La Isla de Torre.

Los agentes, tomaron la determinación, de acudir al lugar de los hechos, para realizar un operativo de vigilancia y espera en la mencionada zona, observaron a tres personas en las aguas próximas a la Isla de Torre, realizando acciones de buceo y extrayendo a la superficie mayas y cestos de goma, realizando varias inmersiones en la misma actitud.

Al medio día se observó a estas personas, sacando tres cestos y con apariencia pesada, hacia la zona del Balneario, por lo que se decidió intervenir.

En la playa, al lado del espigón, se encontraron los tres cestos con los que se les vio anteriormente, conteniendo anémonas (ortigas de mar). También había un arcón de plástico con material de buceo diverso.

Por lo descrito anteriormente se les hizo saber a los tres hombres, que se confeccionarían informes denuncias, por ejercer marisqueo careciendo de autorización y por estar vedada la recogida de anémonas en Cantabria. Posteriormente se averiguó que uno de ellos tenía una condena de inhabilitación especial, para la práctica del marisqueo, por el Juzgado de lo Penal nº2 de Avilés, motivo por el cual fue investigado como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena.

En total ha sido incautado un arcón de plástico, tres pares de aletas de buceo, tres redes bolsa de malla, tres chaquetas de neopreno, dos cinturones plomados, dos pares de escarpines, tres máscaras de buceo, dos tubos snorkel, cuatro pares de guantes de neopreno, dos tenedores adaptados como rasquetas, un puñal de buceo con funda de 13 cm y tres cestos que contenían un total de 90.5kg de anémonas de mar.

Posteriormente los agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, devolvieron al mar las anémonas, en el mismo lugar donde habían sido extraídas, al encontrarse con vida.