La Guardia Civil investiga a tres hombres por presuntamente provocar incendios forestales en Cantabria

  • El primero de ellos fue sorprendido por un Agente del Medio Natural del Gobierno de Cantabria.

  • Los otros dos son los presuntos responsables de calcinar más de 30 hectáreas en Riotuerto.

  • Así mismo, se investiga a un hombre como presunto autor de un incendio que calcinó un cobertizo en Cabezón de la Sal.

11 de diciembre de 2020. El SEPRONA de la Guardia Civil de Cantabria, ha instruido diligencias en calidad de investigados a un vecino de Villacarriedo y a dos de Liérganes, como presuntos autores de delitos de incendio forestal.

A mediados de este año, con el fin de afrontar el nuevo ciclo de incendios forestales en Cantabria, la Guardia Civil, junto con la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, han establecido una serie de medidas en aras a la prevención e investigación de los incendios forestales.

El pasado día 31 de octubre, un Agente del Medio Natural del Gobierno de Cantabria, sorprendió in fraganti a un hombre, cuando estaba provocando dos focos de fuego en una superficie de monte bajo y matorral en la zona conocida como Tramoscuetos, en el Término Municipal de Villacarriedo. Dicho agente tuvo que extinguirlos para evitar su propagación.

El citado agente, identificó al autor como un vecino de Villacarriedo, poniendo los hechos en conocimiento de la Guardia Civil. A partir de ese momento, los efectivos del SEPRONA, iniciaron una investigación que concluyó con la apertura de diligencias al reseñado hombre, como presunto autor de un delito de incendio forestal.

Dos nuevos investigados

El pasado 19 de octubre, se originó en la zona denominada Brenas y Alto del Escajal de la localidad de Angustina, perteneciente al Término Municipal de Riotuerto, un incendio, aparentemente provocado, que no alcanzó a propagarse.

Un mes más tarde, en el mismo punto, se produjo un nuevo incendio. Esta vez, logró calcinar más de 30 Hectáreas de monte bajo y matorral.

En ese momento, el SEPRONA de la Guardia Civil de Cantabria, puso en marcha una investigación para poder esclarecer la autoría de los fuegos.

Los investigadores pudieron constatar que en ambos casos, se había utilizado el mismo modus operandi, el uso de llama directa en la vegetación. Esto, sumado a la obtención de diferentes indicios y a la inestimable colaboración ciudadana, los agentes, llegaron hasta dos amigos residentes en la localidad de Liérganes.

Finalmente, ambos hombres, fueron investigados como presuntos autores de un delito continuado de incendio forestal.

Incendio de Cobertizo

El pasado 26 de noviembre, se produjo un incendio en un cobertizo de piedra con porche de teja situado en Cabezón de la Sal. Una vez extinguido, y analizado los restos, se sospechó que podría haber sido provocado.

Gracias a las labores de investigación llevadas a cabo por componentes de la Guardia Civil del Puesto de Cabezón de la Sal, se pudo identificar a un hombre de 57 años y vecino de la localidad como presunto autor de los hechos.

Por este motivo, se le han instruido diligencias en calidad de investigado, como presunto autor de un delito contra el patrimonio.