De la Serna denuncia una «campaña de acoso» contra el Ayuntamiento

Íñigo de la Serna, Alcalde de Santander (Archivo CANTABRIA DIARIO)
Íñigo de la Serna, Alcalde de Santander (Archivo CANTABRIA DIARIO)

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, considera que la postura del Gobierno cántabro sobre el proyecto de estabilización de las playas de Los Peligros, la Magdalena y Bikinis “es un nuevo capítulo de la campaña de acoso lanzada contra el Ayuntamiento”.

De la Serna ha afirmado que se trata de “una cuestión meramente política que clarísimamente responde a dos cuestiones fundamentales: el acuerdo alcanzado por el Gobierno con sus amigos y socios naturales de Podemos, que utilizan el Parlamento de Cantabria para hacer oposición al Ayuntamiento de Santander, y la espiral de ataques a la ciudad en la que ha entrado el Ejecutivo cántabro”.

Este es un nuevo capítulo de la campaña de acoso lanzada contra el Ayuntamiento, que ha tenido varios episodios tras la defensa de la ciudad para que el MUPAC se quede en Santander, como la actitud de una parte de los grupos políticos levantándose del pleno porque no consiguen imponer su voluntad por encima de la mayoría democrática para que se les dé más dinero y que ahora se ha recrudecido”, ha apuntado.

El alcalde ha lamentado la espiral de ataques a la ciudad en la que ha entrado el Gobierno de Cantabria que, “no contento con no invertir un solo euro en la ciudad de Santander, ahora dedica íntegramente sus esfuerzos a paralizar las inversiones de otros”.

En su opinión, “es un insulto a la inteligencia que el Gobierno piense que alguien se va a creer su preocupación por un asunto por el que ni se han interesado ni han preguntado durante el cerca de un año que va de legislatura, y cuando han esperado a que se produzca la licitación de la obra para hacerlo”.

La respuesta es muy sencilla: porque realmente es una excusa para justificar que ahora intenten, de la mano de Podemos, paralizar una nueva inversión en Santander”, ha sentenciado De la Serna.

El regidor santanderino ha subrayado que en la evaluación ambiental del proyecto se incluye un informe del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) que concluye que la actuación en las playas santanderinas no supondrá afección directa ni indirecta sobre el LIC de las Dunas del Puntal y el Estuario del Miera, o sobre hábitats o especies de interés comunitario, ya que los cambios hidrodinámicos producidos por la obra se localizan a bastante distancia.

De esta forma, el informe del CEDEX, que forma parte del expediente y puede ser consultado por cualquier interesado, ratifica las conclusiones de la Dirección General de Costas, que ya indicó que el efecto del proyecto de estabilización de las playas sobre la dinámica litoral “no se extiende más allá del ámbito de la propia obra”.

La única alternativa

De la Serna ha insistido en que la actuación es la mejor solución técnica y ha sido refrendada mayoritariamente por la ciudadanía a través de un proceso de conferencias, encuestas y una exposición pública en la que más del 90 por ciento de los encuestados se mostraron a favor de una actuación de este tipo para poder preservar estos arenales.

El alcalde ha reiterado una vez más que el proyecto redactado por el Ministerio de Medio Ambiente es la “única alternativa” para salvar estos arenales, porque las labores de reposición anual de arena ya no bastan para frenar un proceso que, de no tomar medidas, “conduce a su definitiva desaparición”.

Pero además, ha agregado que se trata de un proyecto “absolutamente imprescindible” para garantizar también la seguridad de las edificaciones situadas junto a las playas y de los propios ciudadanos que utilizan los arenales.

“Si no se actúa, las playas de la Magdalena, Bikinis y Los Peligros serán historia”, ha enfatizado De la Serna, quien ha agregado que “los expertos, los informes y los ciudadanos coinciden en que es la mejor solución desde el punto de vista técnico y ambiental”.