La Unión de Consumidores exige la intervención del Estado para garantizar la producción nacional de mascarillas, tests y equipos de protección individual

Mascarilla quirúrgica
Mascarilla quirúrgica

La Unión de Consumidores de Cantabria (UCC) recuerda que ha transcurrido prácticamente un mes desde la declaración del estado de alarma y existen colectivos profesionales que se ven obligados a luchar en lo que ya se ha llamado “la primera línea”, principalmente los sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad. ‘Es claro que, como país, estamos obligados a proteger a quienes nos están protegiendo, para que puedan seguir haciéndolo con el menor riesgo para su vida y su salud’, explica UCC en un comunicado en el que también pone en duda las cifras oficiales de contaminados y tasa de mortalidad.

“Nuestra organización entiende que es imperativo que el Estado haga lo que tenga que
hacer, lo que sea necesario, para adoptar las medidas de precaución imprescindibles contra la
pandemia, que no son sino producir EPIS, MASCARILLAS Y TEST. Y que ha de hacerlo por sí mismo,
sin depender de productores exteriores, en nuestro propio país, y sin vernos expuestos a un
mercado internacional que ha demostrado su inoperatividad, su egoísmo y la misma falta de
escrúpulos a nivel global (robos de material entre países, incautaciones de productos comprados,
como los respiradores de Turquía,…) que la que tiene a nivel local quien pretende lucrarse con la
venta de mascarillas. ¿Por qué no se produce en España dicho material?”, cuestiona la organización.

“Por este motivo, nuestra Asociación se dirigirá por escrito al Ministerio de Consumo a fin
de exigir la intervención del Estado en la producción de EPIS, MASCARILLAS Y TEST, así como la
distribución de mascarillas a la población española de forma gratuita. O bien, al menos se garantice
su distribución con un precio de venta al público reglado”, sentencia UCC.