Mariano Carmona, nuevo secretario general de UGT en Cantabria con un 78% de votos favorables

  • El sindicalista de Robert Bosch dirigirá una nueva Ejecutiva regional con sólo dos novedades respecto a la última liderada por María Jesús Cedrún
Parte superior; de izquierda a derecha: Julio Ibáñez, Marcelino Liaño, Concepción Trueba, Julio Ortega y Rosario María Alonso.  Parte inferior; de izquierda a derecha: Alfredo Rodríguez, Carolina Fernández, Mariano Carmona, Alfonso Gil, Pilar Santamaría, Cecilia Gutiérrez y Asunción Villalba
Parte superior; de izquierda a derecha: Julio Ibáñez, Marcelino Liaño, Concepción Trueba, Julio Ortega y Rosario María Alonso.
Parte inferior; de izquierda a derecha: Alfredo Rodríguez, Carolina Fernández, Mariano Carmona, Alfonso Gil, Pilar Santamaría, Cecilia Gutiérrez y Asunción Villalba

Mariano Carmona Pérez, sindicalista de 49 años de la empresa Robert Bosch, ha sido elegido hoy nuevo secretario general de UGT en Cantabria con un 78% de votos favorables (159 de un total de 184) del pleno del decimotercer congreso regional del sindicato, que el propio sindicalista clausuró con su primer discurso en el cargo.

Carmona sustituye en la Secretaría General de UGT, sindicato mayoritario en Cantabria, a María Jesús Cedrún, que lo abandona tras 14 años de mandato, aunque en la nueva Ejecutiva regional repetirán en sus cargos 10 integrantes del equipo directivo de los últimos cuatro años, cuya gestión fue aprobada en el cónclave por un 92% de los delegados congresuales.

Además del propio Carmona, la otra gran novedad del nuevo equipo directivo del sindicato en la región es Concepción Trueba, nueva secretaria de Administración en sustitución de Luis Santos Clemente.

Los demás integrantes de la Ejecutiva regional que liderará Carmona son los mismos y en el mismo cargo del mandato anterior; con Alfonso Gil, como secretario de Organización; Julio Ibáñez, secretario de Empleo y Formación; Asunción Villalba, secretaria Para la Igualdad y Protección Social; Julio Ortega, en calidad de secretario de Comunicación y Servicios; y Pilar Santamaría, como secretaria de Coordinación Jurídica.

A ellos se unen los secretarios de las cinco uniones comarcales de UGT en Cantabria: Cecilia Gutiérrez, en la Comarca de Besaya; Marcelino Liaño, en la Comarca Central; Carolina Fernández en la Oriental; Rosario María Alonso en la de Campoo; y Alfredo Rodríguez en la Comarca Occidental.

El pleno congresual también respaldó con 86% de votos favorables (159 de un total de 184) la única candidatura presentada al otro órgano de dirección elegido en el cónclave, la Comisión de Control Económico, que estará integrada por María Antonio Villar, como presidenta, y Andrés Gándara, Luis Moras y Matilde González como vocales.

El 13 Congreso Regional se clausuró con un acto en el que intervinieron el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la vicesecretaria confederal de UGT, Cristina Antoñanzas; Carlos Romero, secretario general estatal de la federación de Metal, Construcción y Afines (MCA), a la que pertenece el nuevo secretario general en Cantabria; además del propio Mariano Carmona, cuyo discurso precedió al cierre oficial del cónclave.

“Proyecto ilusionante”

En su primer discurso oficial como nuevo secretario general de UGT en Cantabria, Mariano Carmona definió esta nueva etapa en el sindicato tras los cuatro mandatos de María Jesús Cedrún como “un proyecto ilusionante, que me atrevo afrontar porque crees en ello y porque puedes hacerlo bien”, tras agradecer “a los que me han votado y a los que no” el apoyo mostrado por los delegados congresuales a su candidatura.

“UGT es un sindicato de clase comprometido con todos los trabajadores y con toda la sociedad y sus dirigentes tenemos que obrar en consecuencia”, aseguró Carmona, tras citar como objetivos prioritarios “el aumento de la afiliación, aunque seamos la organización con mayor número de afiliados en Cantabria; y “la obligación de estar en la calle, apoyando a todo aquel que trabaje y haga propuestas para y por las personas”.

Sobre el principal foro del diálogo social de Cantabria, la Concertación Social, el nuevo secretario general de UGT reiteró su intención de “seguir participando de manera activa, aunque no como convidados de piedra sino haciendo propuestas como hemos hecho hasta ahora”.

Como ejemplo, el sindicalista comentó que “es fácil hablar del cambio de modelo productivo porque que queda muy bien, aunque nadie sabe muy bien en qué consiste, pero si no trabajamos todos con propuestas e ideas para ello se quedará en nada”.

Carmona agregó a sus retos inmediatos la generación de empleo estable, una labor específica en las pequeñas y medianas empresas que “es donde los trabajadores lo están pasando realmente mal” y la derogación de las reformas laborales de 2010 y de 2012 porque “sobre todo la última ha sido especialmente dañina para los trabajadores”.

El secretario general de UGT en Cantabria añadió a su lista de objetivos “una apuesta decidida por la industria” porque, según dijo, “la industria en Cantabria está mal y se necesita aprovechar el conocimiento de las grandes empresas para fortalecer a las demás”, tras puntualizar que “no va a venir una gran industria a Cantabria a generar 10.000 puestos de trabajo, por lo que, además de potenciar la industria, habrá que explorar nuevas alternativas de crecimiento económico”.

“Hay que cerrar los paraísos fiscales”

Por su parte, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla ensalzó en su intervención “el papel fundamental de los sindicatos”, tras pedir directamente a UGT como miembro de confederaciones sindicales internacionales que “reclame junto con todos los demás sindicatos que hay que cerrar los paraísos fiscales”.

Revilla criticó “la hipocresía” que rodea a los paraísos fiscales porque “se sabe de quienes son y sin embargo se permite que existan”, abogó por su desaparición tras rechazar que “en estos paraísos fiscales haya más de 20 billones de euros” y advirtió que “si no se arregla lo de los paraísos fiscales no hay nada que hacer mientras los ricos no paguen”.

La otra petición de Revilla a UGT y los foros sindicales internacionales, especialmente el europeo, aludió a reclamar a la Unión Europea que destine más dinero a “la inversión, las infraestructuras y la tecnología porque de nada sirve que se haga circular un billón de euros al 0% de interés para que los bancos tengan todo el dinero del mundo y lo puedan prestar a las personas”.

El acto de clausura se completó con las intervenciones de Cristina Antoñanzas, que reiteró las principales reivindicaciones y objetivos de la nueva Ejecutiva nacional del sindicato, liderada por José María Álvarez.

La vicesecretaria confederal de UGT reclamó en nombre de su sindicato un contrato de relevo “bien claro”, un puente a la jubilación para los desempleados de larga duración y los mayores de 55 años, la derogación de las dos últimas reformas laborales y una apuesta decidida por el empleo estable.

Por último, Carlos Romero, ensalzó la figura del nuevo secretario general del sindicato en Cantabria, del que dijo es “un gran sindicalista y mejor persona”, y defendió que la central ugetista centre sus esfuerzos en “un pacto de empleo” y en recuperar el principio de igualdad con los empresarios en una negociación colectiva que “se ha visto cercenada con la reforma laboral y las políticas del PP”.