Cantabria

Más colaboración con los militares en materia de emergencias

El Gobierno de Cantabria y la Unidad Militar de Emergencias (UME) acordaron ayer afianzar su nivel de colaboración en materia de emergencias, mediante la mejora de las comunicaciones entre ambos organismos. En virtud de este acuerdo, la Unidad recibirá información precisa, vía SMS, de las actuaciones más relevantes que coordine el Centro de Emergencias 112 de Cantabria.

Así lo explicó ayer el consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, quien visitó junto al máximo responsable de la UME, el teniente general jefe, José Emilio Roldán, el Cuartel General de la Unidad, ubicado en el municipio de Torrejón de Ardoz, en Madrid, y en el que operan más de 1.200 efectivos.

Para el titular de Presidencia este acuerdo permitirá “potenciar aún más” la coordinación y colaboración ya existente entre el servicio autonómico de emergencias y la Unidad Militar. En este sentido, ha opinado que éste es un “instrumento más de esa política activa de fomento de la colaboración y comunicación entre el 112 y los distintos organismos intervinientes en una emergencia”.

Mediavilla recordó que el Ejecutivo regional mantiene “intensas” vías de colaboración con la UME en materia de formación, llevándose a cabo simulacros conjuntos con periodicidad para mejorar la coordinación de medios y efectivos ante una eventual intervención de emergencia.

En este sentido, resaltó la disposición del cuerpo militar a colaborar con Cantabria en las grandes emergencias y catástrofes que se pudieran producir. Una suma de esfuerzos que, a su juicio, “garantiza en mayor medida la vida y la integridad física de la ciudadanía de Cantabria, consiguiendo entre todos una Comunidad Autónoma más segura”. Mediavilla también destacó el material técnico y la profesionalidad del personal con el que cuenta la UME, distribuidos por todo el país, unos medios que, en opinión del consejero, “a cualquier comunidad le gustaría tener”, por lo que ha abogado por mantener la “máxima colaboración” en este ámbito, una política de actuación de la que “se benefician ambas partes”.

Durante la visita, el consejero de Presidencia y el teniente general jefe repasaron los procedimientos de actuación de los distintos organismos de la Comunidad cántabra con responsabilidades en el ámbito de la seguridad y, a su vez, realizaron un intercambio de experiencias en relación con los medios técnicos y materiales con los que cuentan ambos organismos.

La Unidad Militar de Emergencias cuenta con cerca de 3.600 efectivos, distribuidos en cinco batallones, situados en Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza y León, a los que se les suman dos destacamentos, uno en Las Palmas y otro en Tenerife, y el cuartel general, con base en Madrid. En este último operan alrededor de 1.200 militares.

Además, disponen de un regimiento de apoyo; una agrupación de medios aéreos, que, aunque operativamente depende de la UME, orgánicamente lo hace del Ejército del Aire, y, por último, un batallón de helicópteros de emergencias, orgánicamente dependiente del Ejército de Tierra.

Intervienen en las comunidades autónomas, a petición de éstas, cuando se produce una situación de emergencia de nivel 2. La petición se cursa a través de la correspondiente delegación del Gobierno, que las hace llegar al Ministerio del Interior. También está prevista su actuación en casos de emergencias de nivel 3, consideradas como emergencias nacionales.

 

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria