PRC y PSOE piden que se “respete” el acuerdo alcanzado con la Policía Local o se “alcance uno nuevo”

  • Ambas formaciones registrarán una moción conjunta en la que solicitan también un dispositivo de prevención de problemas psicológicos

Los Grupos municipal socialista y regionalista registrarán mañana una moción conjunta para su debate en el Pleno del viernes, día 30, en la que instan al equipo de Gobierno a recuperar el acuerdo alcanzando con los representantes sindicales de la Policía Local el pasado 23 de agosto o a mantener las negociaciones con el colectivo que sean necesarias hasta lograr “alcanzar un nuevo acuerdo”, que consideran “imprescindible en un ámbito tan sensible como es el de la seguridad ciudadana”. Además, solicitan poner al servicio de la Policía Local un dispositivo de prevención primaria y secundaria de problemas psicológicos.

En la exposición de motivos del texto consensuado, ambas formaciones defienden que las medidas de ajuste y austeridad de los gobiernos nacional, regional y local están afectando de “forma significativa” a los ánimos de “numerosos colectivos de trabajadores públicos”. Es el caso de los empleados del Ayuntamiento de Santander que, sostienen, “pierden poder adquisitivo año a año”.

Dentro de los trabajadores municipales, destacan la “vulnerabilidad” del cuerpo de Policía Local, un colectivo “especialmente sensible” como consecuencia de su implicación en la mayoría de las áreas de gestión del Consistorio. Así, señalan que, en la actualidad, su plantilla tiene 60 vacantes y una parte de los agentes que se encuentran en primera actividad, patrullando en la calle, están por encima de los 50 años, con la posibilidad de que soliciten en poco tiempo tareas de segunda actividad.
Con las nuevas medidas adoptadas unilateralmente por el equipo de Gobierno, “que ha sido incapaz de llegar a un consenso con el colectivo”, argumentan en la moción, los agentes del turno de noche trabajarán 10,5 horas diarias y los del turno de día 8,5 horas de lunes a viernes y 14 horas los sábados y domingos.

Por otra parte, PRC y PSOE consideran que los representantes de los empleados públicos han demostrado durante el período de negociación que sus pretensiones no están relacionadas con el aspecto económico, sino con la adecuación de los horarios, “en defensa de un interés que es común no sólo a todos los integrantes del colectivo, sino al conjunto de los ciudadanos de Santander: preservar la estructura interna y el adecuado funcionamiento de la organización”.

Para ambas formaciones políticas, es responsabilidad del Ayuntamiento de Santander mantener la calidad de los servicios públicos y evitar la conflictividad en las relaciones con un cuerpo, el de la Policía Local, imprescindible para el mantenimiento de unas óptimas relaciones entre ciudadanos y Consistorio”. En este sentido, consideran que este objetivo es “imposible de alcanzar si no se responde a las legítimas reivindicaciones planteadas por los representantes de la Policía Local, y que ya fueron reconocidas en el acuerdo suscrito entre el Cuerpo y el equipo de Gobierno el pasado 23 de agosto”.

Por esa razón, sugieren que, o bien se recupere el acuerdo ya firmado, o bien se continúen las negociaciones hasta alcanzar uno nuevo.

Prevención de problemas

En cuanto a la necesidad de impulsar un dispositivo para la prevención de problemas psicológicos, argumentan que el cuerpo de la Policía Local, como otros cuerpos de seguridad del estado, “está sometido a un nivel de estrés muy superior al de otros funcionarios públicos”. Así, consideran que es “asumible” por parte de los profesionales el stress inherente al desempeño de su función, para el que están preparados, pero que “resulta inaceptable que se les sume uno provocado por las relaciones con el propio Ayuntamiento”. En consecuencia, son más comunes situaciones como el síndrome de adaptación a estrés, burn out, que repercute directamente en los rendimientos, la motivación, la eficacia y la eficiencia.
Ante esta situación, solicitan la puesta en marcha de un dispositivo de prevención primaria y secundaria de problemas psicológicos, que permita mitigar estas situaciones y paralelamente, consiga disminuir la percepción de falta de apoyo a los agentes en el Ayuntamiento de Santander.