Cantabria Diario

Revilla reconoció en el Parlamento que mintió sobre el puro porque estaba “acosado” y presionado por “un grupo minoritario con ideología política”

“Es cierto que he mentido”, reconoció ayer el Presidente Miguel Ángel Revilla en el Parlamento de Cantabria a preguntas de Cristóbal Palacio (VOX) cuando fue “cazado” con el puro en un restaurante de Santander.

“He mentido porque me sometieron a una presión en un momento determinado, que ya no sabía ni lo que decía, no por mí, por el bochorno terrible para los que me acompañaban. El puro era mío”, afirmó Revilla el lunes.

El Presidente explicó que “estaba acosado por cinco o seis personas que me soplaban al oído y por la vergüenza de dos señores que vienen a invertir y se ven acosados de esa manera, sentí bochorno”.

Miguel Ángel Revilla también recordó que esa no fue la primera vez que sintió acoso, ya que fue increpado por hosteleros a su entrada y salida del hospital para ponerse la vacuna, hasta el extremo de que el Presidente tuvo que cancelar su comparecencia ante los periodistas debido a los gritos de un reducido grupo de hosteleros.

Además, Revilla afirmó que hubiera esperado “más allá del cainismo político que predomina ahora en España, alguna disculpa de ustedes. Yo jamás he apoyado escraches en contra de nadie”.

Revilla recordó que estos actos los realizaron “un grupo minoritario alentado por personas de ideología política, ante alguien como yo que nadie puede poner una pega en dedicación a esta tierra y en honradez, porque bajo mi mandato ni en la oposición jamás he tolerado corrupción ni cosas parecidas”, sentenció el Presidente.

Salir de la versión móvil