Se agudiza la escasez y precariedad del empleo en Cantabria

-Cantabria comienza el año liderando los peores datos del paro y mantiene la tendencia de 2016

-UGT reitera que “la salida de la crisis no llega a la mayoría de los ciudadanos” y el consumo no logra impulsar la economía

Manifestación del 1 de mayo en Santander / Foto: archivo CANTABRIADIARIO.COM
Manifestación del 1 de mayo en Santander / Foto: archivo CANTABRIADIARIO.COM

El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, afirmó hoy que el incremento del desempleo en la región el pasado mes de enero “agudiza la tendencia del empleo escaso y precario del mercado laboral, sobre todo en las mujeres, cuyo desempleo crece el doble que el de los hombres en el último año”.

Ibáñez recalcó que “volvemos a liderar el incremento mensual del desempleo en España, después de una campaña navideña y de rebajas en el comercio que no ha dado los resultados esperados, entre otros motivos, porque la salida de la crisis económica no llega a la mayoría de los ciudadanos y el consumo no consigue impulsar el sector servicios ni la economía”.

En este sentido, el responsable regional de Empleo de UGT recordó que el aumento del paro en Cantabria en el inicio de 2017 “vuelve a vincularse al sector servicios y a las mujeres, aunque el incremento ha sido generalizado en los demás sectores y también en los hombres”.

“Aunque el paro siempre aumenta en Cantabria en estas fechas (sólo descendió en enero de 1999), el incremento registrado el mes pasado es el mayor de los últimos cinco años y no es una buena noticia”, agregó Ibáñez, quien recordó que “más de un 91% de los contratos de trabajo contabilizados el mes pasado fueron temporales”.

El secretario de Empleo de UGT en Cantabria reiteró que “no hay que olvidar que, al margen del significativo aumento del paro el pasado mes de enero, más de la mitad de los desempleados de la región (22.252 en el mes diciembre difundido hoy por el SEPE) sigue sin percibir prestación de desempleo y que nuestra tasa de cobertura por desempleo sigue siendo de las más bajas del país, un 53,5%, a más de tres puntos de la media nacional (56,62%).

En similares términos se expresa el sindicato USO, que considera que el año 17 ‘no empieza con buen pie en Cantabria en términos de empleo’.

“Nuestra recuperación económica llega a golpe estacional, igual que el viento sur que nos azota”, señala USO. “Que Cantabria se esté convirtiendo en tierra de camareros y dependientes con la precariedad, bajos salarios y vaivenes estacionales propios, no es para que ningún consejero de Economía cabal esté satisfecho, sino todo lo contrario”, afirma Mercedes Martínez Zubimendi, Secretaria General de USO Cantabria.

La secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha lamentado que el comienzo del año mantenga el mismo ritmo que el anterior en el mercado laboral, “perdiendo empleo” y generando puestos de trabajo marcados por una “alta” tasa de temporalidad y con condiciones precarias, que dejan a la región a la cabeza del país en lo que a subida del desempleo se refiere, con un 3,95 por ciento más que en diciembre, “mucho más” que la media nacional, 1,5 por ciento.

Lombilla también ha hecho de nuevo hincapié en la excesiva “dependencia” de la comunidad a la creación de empleo en el sector servicios, sector en el que más personas fueron al paro en enero, -1.476 del total de los 1.737 desempleados más el pasado mes-, y en el que se acumula el mayor número de personas paradas, siete de cada diez.

Para el sindicato, esta vinculación de la generación de puestos de trabajo con el sector servicios arrastra consigo una elevada temporalidad, que se refleja mes tras mes, en el mantenimiento del “alto” porcentaje de contratos temporales, así el 91,3 por ciento de los contratos que se firmaron en enero fueron temporales.

Ante estas cifras, CCOO vuelve a instar un cambio de modelo productivo que genere puestos de trabajo que den valor añadido y que creen empleo estable y de calidad.

Para CCOO, además de este incremento del paro, también destaca la “escasa” cobertura de los desempleados de Cantabria, porque 22.250 personas no reciben ningún tipo de ingreso mensual, lo que supone más del 50 por ciento de los desempleados de la región, y porque 11.462 parados “solo” cobran ayudas de carácter asistencial por un importe de 426 euros al mes.