Todavía quedan plazas para participar en el curso de lengua de signos en Camargo

El Ayuntamiento de Camargo mantiene abierta la inscripción en el curso de lengua de signos que va a llevar a cabo en colaboración con la Asociación de Sordos de Santander y Cantabria, para el que aún quedan plazas libres. Se trata de un taller que está dirigido al personal de los colegios e institutos del municipio, que quiere servir para difundir esta lengua entre los integrantes de la comunidad educativa y facilitar así la comunicación de aquellos alumnos que hagan uso de ella.

Esta actividad ha trasladado su comienzo al 12 de abril para permitir así la participación del mayor número de personas y se desarrollará durante las próximas semanas, los martes y jueves en horario de 18 a 20 horas, en La Vidriera. En su conjunto serán un total de 30 horas de clase en las que los alumnos podrán aprender los conocimientos básicos para comunicarse y ayudar así a que las personas sordas o con alguna discapacidad auditiva puedan integrarse mejor en el día a día de los centros educativos.

Las inscripciones se pueden realizar en la Casa Altamira (calle Menéndez Pelayo, 28), a través del teléfono 942 250 914, de lunes a viernes en horario de 8,30 a 15 horas, mediante los correo electrónicos administracion.ssap11@aytocamargo.es y coordinadora.ssap11@aytocamargo.es, o bien a través del fax 942 262436.

Esta iniciativa que la Concejalía de Educación pone en marcha forma parte de la campaña de fomento que está llevando a cabo el Ayuntamiento para potenciar el conocimiento de la lengua de signos entre la población, y que se dirige tanto a aquellos grupos de profesionales que puedan tener contacto con personas sordas como a los vecinos en general que quieran profundizar en el conocimiento sobre la cultura sorda.

Así, a este taller le seguirá otro que tendrá lugar del 26 de mayo al 14 de julio los martes y jueves de 18 a 20 horas en La Vidriera dirigido al público en general mediante el que se busca normalizar la utilización de este lenguaje en la vida cotidiana, mientras que en septiembre se llevará a cabo un curso específico destinado al personal funcionario que quiere servir para contribuir a potenciar el uso de la lengua de signos en la administración.