Tristán Martínez afirma que pese a que el paro de octubre es “un mal dato” se está “ralentizando” el incremento del desempleo

El director general de Trabajo prevé que hasta mayo o junio de 2010 los datos de empleo seguirán siendo “negativos” y que la salida de la crisis será “lenta e irregular”:

 

El director general de Trabajo y Empleo, Tristán Martínez, ha señalado que el incremento del desempleo en Cantabria en un 6,02% en el mes de octubre, tiene “un claro componente estacional”, dado que, del total de 2.204 parados, 1.799 personas provienen del sector servicios, el 82% del total.

Además, en los datos hechos públicos hoy por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, incide, según el director general de Trabajo y Empleo la finalización de los planes públicos de estímulo de la economía -el Plan E-, ya que ha supuesto un incremento en las tasas de paro del sector de la construcción de 237 personas, que coinciden con la menor afiliación a la Seguridad Social.

Pese a ser “un mal dato”, Tristán Martínez ha afirmado que de ellos se pude concluir que “se está ralentizando el incremento del desempleo” de forma “bastante notable”, ya que, frente a los 2.204 parados más de este mes, en octubre de 2008 el crecimiento mensual fue de 2.984 personas.

Sin embargo, Tristán Martínez ha afirmado que “de momento, no es de prever un cambio de tendencia hacia datos positivos en materia de empleo”, ya que, en su opinión, hasta mayo o junio “seguiremos con datos negativos, aunque con un ritmo menor del crecimiento del paro y del descenso de la afiliación a la Seguridad Social”.

Esta ralentización de la evolución de los datos negativos lleva a pensar, según el director general de Trabajo, que la salida de la crisis “va a ser lenta e irregular”. Entre las razones, ha explicado que es necesario partir de “datos económicos positivos que aún no se dan en Cantabria” y, en segundo lugar, porque el factor estacional llevará a “recaídas” en los datos de empleo, aunque, en su opinión, serán “de menor magnitud” que las habidas entre octubre de 2008 y marzo de 2009.

En opinión del director general de Trabajo, la recuperación económica podría producirse a finales de 2010, tal y como ya apuntan distintos organismos internacionales. Para Tristán Martínez, esta mejora se produciría partiendo de las inyecciones de liquidez al sistema financiero que están realizando los bancos centrales de los Estados, como el Banco de España; los planes de estímulo de la economía, que, en su opinión “han de continuar en la misma línea, con los límites propios del déficit presupuestario” y, especialmente, “acabando con las restricciones al crédito a particulares y a las empresas para incentivar el consumo y la producción”.