Portada

UGT considera “más que preocupante” que Cantabria pierda 5.500 activos laborales en sólo el primer trimestre de este año

-El sindicato subraya que baja el paro pero también el empleo con una fuerte caída de asalariados con contrato indefinido y a jornada completa

Manifestación del 1 de mayo de 2017 en Santander - Foto: archivo CANTABRIA DIARIO

Manifestación del 1 de mayo de 2017 en Santander – Foto: archivo CANTABRIA DIARIO

El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, aseguró hoy que “es para estar más que preocupado que la región pierda sólo en el primer trimestre de este año 5.500 activos laborales, un 2% de la población activa, que se han desvinculado del mercado de trabajo y han pasado a la inactividad”.

“Es la mayor disminución en términos absolutos de la población activa en Cantabria en un primer trimestre del año desde que existen estadísticas oficiales (1977) y nos sitúa en los niveles más bajos de los últimos 12 años”, agregó Ibáñez, que recordó que los 269.100 activos contabilizados por la EPA en el inicio de 2018 es el número más bajo en estas fechas desde el año 2006 (había 266.400).

El responsable regional de Empleo de UGT matizó que esta pérdida de población activa “se asienta en un descenso del paro pero, por desgracia, también en una caída de casi 2.000 empleos y de calidad porque se pierden 2.300 asalariados con un contrato indefinido y 2.900 ocupados con una jornada completa, mientras sigue aumentando los contratos temporales y las jornadas parciales”.

“Cantabria sigue teniendo una tasa de paro baja en comparación a la española (12,46 por 16,74% en España) pero no porque su mercado laboral genere empleo, sino porque tenemos una tasa de actividad baja casi cuatro puntos inferior a la española (54,72 por 58,46% en España)”, recalcó el sindicalista.

El secretario de Empleo de UGT añadió que “una vez más, Cantabria depende de la evolución del sector servicios y de determinadas épocas del año donde repunta o disminuye principalmente el empleo del turismo y de la hostelería, como ha ocurrido este trimestre, lo que fuerza a adoptar de una vez por todas las medidas que sena necesarias para implantar un nuevo modelo productivo cada vez más necesario”.

CC OO

Por su parte, Comisiones Obreras valora positivamente las cifras del paro del primer trimestre del año reveladas en la Encuesta e Población Activa (EPA), pero invita a un análisis sosegado de las mismas. “Imaginamos que ahora todo serán felicitaciones por el hecho de que Cantabria lidere el descenso relativo del paro a nivel estatal, pero la realidad es que la EPA muestra un mercado laboral precario y una situación preocupante para aquellos que llevan más de dos años buscando empleo sin éxito”, explica Laura Lombilla, secretaria de Empleo de Comisiones Obreras de Cantabria.

Hay 3.500 desempleados menos, sí, pero CCOO destaca que la EPA también muestra la pérdida de 2.000 ocupados y la reducción de 1.700 asalariados en sectores clave de la economía Cántabra (400 en Industria o 900 en la Agricultura). “La región está estancada y no da salida a los parados de larga duración y con los sectores que deberían ser el motor de la economía regional sin capacidad de generar empleo estable y de calidad”, valora Lombilla. Para la responsable de Empleo de CCOO, “los datos del paro van y viene, es una especie de montaña rusa que refleja una economía expuesta la temporalidad y a los factores externos y sin un modelo propio y estable que nos haga ser optimistas”.

CCOO destaca que de los 33.500 parados que registra la EPA, hay 11.000 (un 32,8%) que lleva dos años o más buscando empleo sin éxito, y hay otro 15% (5.100 personas) que lleva entre uno y dos años sin encontrar un puesto de trabajo. “Por eso no podemos ser optimistas con la EPA, porque sigue dejando a miles de personas a la deriva en un mercado fluctuante e incapaz de ofrecer oportunidades estables y de calidad”, insiste Lombilla. Además, sigue habiendo un 6,61% de los hogares cántabros con el total de sus miembros activos en paro y un 15,25% con, al menos, la mitad desempleados.

“Hace falta un plan industrial de inversiones y una estrategia que genere empleo estable y de calidad en Cantabria… seguimos sin ruta clara y no podemos quedarnos con el dato puntual del descenso del paro sin analizar el resto de información”, concluye.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada