Portada

El 8 de noviembre se registraron en Cantabria temperaturas récord para esta época del año

La Delegación en Cantabria de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha elaborado su boletín climatológico mensual, en el que se destaca que el mes de noviembre ha sido un “mes de contrastes”, dominado al principio por la prolongada falta de precipitación y las elevadas temperaturas; y por las abundantes lluvias y la presencia de la nieve y el frío durante la tercera decena.

El calor atípico de los primeros días culminó el domingo día 8, cuando el efecto de la circulación de componente sur provocó que numerosos observatorios de la región alcanzaron temperaturas récord para esta época del año –en Terán 32º C; 28,7º C en Tama y en Castro Urdiales; 30º C en Parayas y Ojáiz-.

El promedio de la temperatura máxima diaria de la primera decena del mes en Parayas, superó ampliamente los registros hasta la fecha, confirmándose como la decena de noviembre más cálida desde que se iniciaron las observaciones. La segunda decena, las temperaturas se mantuvieron altas, aunque atemperadas por la presencia del ambiente anticiclónico, y la precipitación prácticamente no hizo acto de presencia.

Al iniciarse la tercera decena, la situación experimentó un giro radical. La temperatura máxima descendió diez grados entre los días 20 y 22 –trece en Tresviso o Villacarriedo- y la lluvia abundante y generalizada de viernes y sábado, se hizo nieve el domingo acumulando a 1000 m de altitud un manto de 20 a 30 cm de espesor. La lluvia cayó con especial abundancia en la montaña oriental donde se recogieron más de 200 mm en ocho días-. Los últimos días del mes se restableció la situación anticiclónica.

El viento sopló fuerte durante el temporal de lluvia de la tercera decena -especialmente en zonas altas los días 20 y 21-, con rachas por encima de 70 km/h en muchas zonas de la región. La falta de nubosidad en la atípica primera quincena, contribuyó a que la insolación estuviera un 25% por encima de lo normal en este mes, contabilizando en el observatorio de Parayas un total de 117 horas.

Los primeros días de noviembre la región estuvo bajo una situación de sur originada por el paso de una borrasca que atravesó la península desde el golfo de Cádiz. Después se instaló el anticiclón, inmóvil, hasta que al inicio de la tercera decena se produjo la invasión de la masa de aire frío y húmedo de origen polar marítimo que aportó la práctica totalidad de la precipitación mensual. Los últimos días volvió a establecerse el ambiente anticiclónico.

En conjunto, el mes ha resultado muy cálido en toda la región. Las temperaturas -en particular las temperaturas diurnas-, estuvieron muy por encima de los valores normales durante las dos primeras decenas del mes.

La precipitación recogida ha estado por debajo de la media de noviembre en casi toda la región. En el litoral central y en las comarcas del sur el mes ha resultado seco. En los valles cantábricos, la lluvia caída ha sido suficiente para equilibrar el balance pluviométrico del mes, y el carácter ha resultado normal.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada