Agudo cree”muy positiva” la integración de Caja Cantabria en el SIP que dará lugar a la quinta mayor entidad financiera del país

Según datos de Caja Cantabria, la entidad resultante alcanzará en 2015 un beneficio antes de impuestos de 1.500 millones

 

El consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, ha calificado de “muy positiva” la integración de Caja Cantabria, en el Sistema Institucional de Protección (SIP), junto a Cajastur, Caja Extremadura y Caja del Mediterráneo. El consejero ha hecho esta valoración durante la rueda de prensa de esta mañana, junto al presidente de Caja Cantabria, Enrique Ambrosio.

Ambrosio ha asegurado que Caja Cantabria “tiene por delante un inmenso trabajo” para poner en marcha la que será la quinta entidad financiera del país, por tamaño, pero “las expectativas de éxito son notables” y tiene “un futuro magnífico”.

Así, el presidente de Caja ha explicado que la entidad financiera que resulte de la integración, que será la tercera de España en lo que afecta a cajas, tendrá, en 2015, un beneficio antes de impuestos de 1.500 millones de euros, un ratio de solvencia del 14% y una eficiencia del 45%.

Agudo ha precisado que el Ejecutivo regional ha sido permanentemente informado sobre las diferentes fases que se han dado en el proceso de integración, a través del presidente de la entidad y altos ejecutivos de la misma.

“No obstante, este Gobierno ha optado por la no intervención directa en el proceso, precisamente porque el Banco de España, que es quien lo ha guiado, es el supervisor del sistema financiero español y, por tanto, el más cualificado para ello”. Además, el consejero ha afirmado que el Gobierno va a mantener esta postura en lo que queda de desarrollo y ha apelado “a los diferentes agentes externos a este proceso a que actúen con responsabilidad, extremando también la prudencia”.

Ambrosio ha coincidido en destacar “la ausencia de directrices políticas en esta integración, que ha respondido a criterios únicamente profesionales”. “Nunca hemos recibido ninguna indicación, aunque se ha compartido información”, ha explicado el presidente de la caja regional.

El consejero ha precisado que el Gobierno de Cantabria está trabajando en la modificación de la ley de Cajas de Cantabria para adaptarla a la normativa básica del Estado, que afecta a los órganos de gobierno y otros aspectos jurídicos como las cuotas participativas y de representación. Agudo ha afirmado que el objetivo es mejorar el gobierno corporativo, fortalecer la solvencia y la posición competitiva de la Caja y, para ello, “buscaremos el máximo consenso entre los grupos políticos, sociales y económicos de la región”.

Mayor capacidad para contribuir al desarrollo de Cantabria

Agudo y Ambrosio han coincidido en destacar la fortaleza de la entidad financiera que resulte de la integración. Así, Agudo ha asegurado que Caja Cantabria tendrá, así, una mayor capacidad para contribuir al desarrollo económico de la región, a través del crédito a familias y empresas y el acceso a otros productos financieros, algo necesario para la recuperación de la economía y la creación de empleo.

Por su parte, Enrique Ambrosio ha afirmado que la entidad resultante “va a ser más fuerte y con más capacidad para dar respuesta a los clientes y a la región”.

La respuesta a tres retos

El presidente de Caja Cantabria ha afirmado que la integración ha sido la respuesta, “absolutamente necesaria” según Agudo, a los tres retos que se plantearon en el panorama financiero “tras el cataclismo en los mercados internacionales”.  “Era necesario asumir el reto de la solvencia de las entidades financieras, dañada por el deterioro de los créditos y las dificultades para generar ingresos; la eficiencia, por el descenso de los márgenes, y la liquidez, por las dificultades de acceso a los mercados mayoristas”.

Objetivos cumplidos

Además, el presidente de Caja Cantabria ha afirmado que con la integración se cumple el objetivo de ser más competitivos en cuanto al tamaño que, ha precisado, “en los mercados internacionales sí importa”.  “También se cumple el objetivo de cubrir la mayor parte del mercado nacional y, así, en Madrid, por ejemplo, tendremos una red de más de 200 oficinas”, ha explicado Enrique Ambrosio, quien ha explicado que las cuatro entidades comparten la filosofía de compromiso recíproco, solvencia y liquidez. Por ello, cada una pondrá en común el 100% del beneficio que obtenga.