Algunas víctimas de violencia de género rechazan la protección de la Policía Local de Santander por hacer el seguimiento en uniforme

  • USO considera que la Jefatura no destina ‘agentes adecuados’ a la protección de las victimas de violencia de género y provoca la ‘estigmatización pública’ de las víctimas que protege la policía local de Santander

El sindicato USO ha considerado hoy que las medidas que se toman en la Policía Local de Santander para proteger a las víctimas de violencia de género ‘atentan gravemente’ contra la intimidad de una mujer que está siendo objeto de protección en estas fechas por parte de la Policía Local de Santander, ordenando que dicha protección se haga con personal uniformado.

USO afirma que en las noches del 27 al 28 y del 28 al 29 de noviembre, desde la jefatura se ordenó que los policías encargados de la protección de esta persona debían realizar su labor con el uniforme reglamentario que visten los agentes de la Policía Local cuando realizan el servicio ordinario, situación ‘carente de toda sensibilidad y empatía con la víctima’, señala la organización sindical.

El resultado de tan desafortunadas medidas provocó ‘tal malestar’ en la persona protegida que en alguna ocasión ‘pidió a los agentes que dejasen de protegerla y se marchasen’, según USO. El sindicato considera que estos hechos atentan contra lo dispuesto por el Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, ya que en un informe de 2013 establece que los organismos que se encarguen de la protección de las víctimas de violencia de género deberán tomar las medidas oportunas para evitar su estigmatización.

Los hechos descritos fueron comunicados oficialmente el mismo día 27 de noviembre, y por parte de la Jefatura no se adoptó ninguna medida que evitara que la protección de la víctima la realizaran agentes uniformados. El día 28 se volvió a solicitar al Jefe de la Policía Local, por el conducto reglamentario, que se sensibilice con la situación de esta mujer y organice el servicio con personal sin uniforme, recibiendo una nueva negativa por parte de este funcionario.

Las medidas que impone el Jefe de Policía a sus agentes, tienen como resultado un ‘ataque a la intimidad y dignidad de las víctimas’, y el sindicato añade que la ley permite que los Policías Locales lleven a cabo determinadas funciones sin uniforme y, además, la Policia Local de Santander cuenta con un grupo destinado a la protección de las víctimas de violencia de género, el denominado OPROVIC, los cuales también realizan sus funciones en ropa de calle, sin embargo estos días la protección la han realizado policías uniformados.