Ampliación del Punto de Encuentro Familiar

• La concejal de Familia visitó las nuevas instalaciones

screenshot827El Punto de Encuentro Familiar ha ampliado sus instalaciones, con el fin de “mejorar el servicio” que se presta y atender a un mayor número de familias, según explicó la concejala de Familia, Bienestar Social e Igualdad, Isabel Gómez-Barreda, tras su visita a las nuevas dependencias, situadas en la planta baja del edificio municipal de La Gota de Leche, acompañada por el fiscal delegado para la violencia de género de la Fiscalía de Cantabria, Jesús Arteaga.
Gómez-Barreda explicó que el Punto de Encuentro Familiar contará, a partir de ahora, con cuatro nuevas salas, lo que posibilitará una mejora en la atención a las familias, tanto en el proceso de entrega como en el de recogida de sus hijos en el cumplimiento del régimen de visitas, y la ampliación de las visitas tuteladas que requieren la presencia de un técnico.
“La mejora de este servicio va a suponer un incremento en el número de familias que dispondrán de este espacio, que hasta ahora estaba limitado a tres salas, y permitirá cubrir la gran demanda existente, tanto por parte de los juzgados como por las propias familias ya que se prevé que la cifra de familias atendidas aumente en un 15 por ciento, pasando de 35 a 42 al mes”, señaló la concejala.
El Punto de Encuentro Familiar ha atendido desde su puesta en marcha a un total de 363 usuarios, de los que 210 fueron adultos y 147 menores, detalló la responsable municipal de Familia, Bienestar Social e Igualdad, quien precisó que el Ayuntamiento de Santander presta este servicio con el fin de atender las necesidades de las familias santanderinas y a pesar de que no forma parte de sus competencias.
Durante el período comprendido entre la fecha de apertura de servicio, 12 de diciembre de 2005, y el 28 de febrero de 2009, se han abierto un total de 121 expedientes de los cuales 85 se han cerrado y 36 permanecen abiertos.
Gómez-Barreda indicó que, durante el año 2008, se registraron un total de 1.567 servicios de entrega y recogida, un 31 por ciento más que el año anterior y recordó que, a través de este servicio municipal, se trata de que, en casos de ruptura o separación conflictiva, el régimen de visitas de los hijos se produzca en un ambiente neutral, garantizando así el derecho del menor a mantener la relación con ambos progenitores y previniendo las posibles situaciones de violencia doméstica que se generan, en ocasiones, como consecuencia del régimen de visitas.
De esta manera, se ofrecen los servicios de recogida y entrega de menores (la madre o el padre entrega al menor para que el progenitor no custodio le recoja y le entregue posteriormente, según el calendario y el horario establecido por el juzgado, la entidad que ha derivado el caso y el Punto de Encuentro Familiar); visitas tuteladas o supervisadas por los profesionales del Punto de Encuentro Familiar, que están presentes durante toda la visita, que no puede ser superior a 3 horas; visita sin necesidad de supervisión o tutela; y servicio de acompañamiento dentro del municipio (en caso de que al progenitor no custodio le sea imposible acudir al punto de encuentro por estar, por ejemplo, hospitalizado o en prisión).
La concejala señaló que en el año 2008 se han producido una media semanal de más de 30 servicios de entrega y recogida hasta alcanzar los 1.567, un 31 por ciento más que en 2007, y recalcó que en los dos últimos años este servicio, que se puso en marcha en diciembre de 2005, ha tomado un importante impulso y prácticamente ha duplicado su cifra de servicios.
Respecto al número de visitas realizadas en el centro, se acercaron a las 400, la mayor parte de las cuales (319) fueron tuteladas o supervisadas, mientras que el resto (78) se produjeron sin supervisión técnica.
La responsable municipal de Familia, Bienestar Social e Igualdad explicó que, desde la apertura del servicio, se han abierto 112 expedientes, de los que 76 se han cerrado y 36 permanecen abiertos, de los cuales cerca de la mitad están sujetos a órdenes de alejamiento.
La forma de acceso a este servicio es principalmente a través de los juzgados (83 casos), en su mayoría de Santander (71), aunque también de fuera de la ciudad (Torrelavega, Laredo y Medio Cudeyo) o de fuera de la comunidad autónoma. Del total de casos atendidos, en el 78 por ciento al menos uno de los progenitores residía en el municipio de Santander.
Por iniciativa propia, se ha solicitado el uso del Punto de Encuentro Familiar en 27 casos; 12 a petición del progenitor no custodio, 10 a petición del progenitor custodio y 5 de mutuo acuerdo; mientras que también se han remitido usuarios por parte de otras instituciones o entidades, como la Dirección General de la Mujer o el centro hospitalario Padre Menni.
La concejala de Familia, Bienestar Social e Igualdad recordó que el Punto de Encuentro Familiar, situado en el edificio de La Gota de Leche (calle Cisneros, 40), funciona los miércoles, sábados y domingos en horario de mañana y tarde, además de los martes y jueves por la mañana y los viernes por la tarde. No obstante, el horario se puede modificar o ampliar en función de las necesidades de los usuarios del servicio. En este servicio trabajan 1 coordinador, 3 psicólogas y 1 trabajador social.