El Ayuntamiento de Santander, condenado por no tener negociación ‘efectiva y real’ con los sindicatos

-El Contencioso-Administrativo estima una demanda de UGT y anula dos resoluciones del consistorio porque carecen de “base negociada”

Una sentencia judicial condena al Ayuntamiento de Santander por no tener negociación 'efectiva y real' con los sindicatos
Una sentencia judicial condena al Ayuntamiento de Santander por no tener negociación ‘efectiva y real’ con los sindicatos

sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 1 de Cantabria ha condenado al Ayuntamiento de Santander a anular dos resoluciones municipales, una sobre el calendario y horario de los funcionarios y otra específica del calendario de los empleados del Zoo de la Magdalena,  porque se adoptaron sin una negociación ‘efectiva y real’ con los sindicatos.

El fallo judicial estima una demanda del sindicato UGT, que recurrió en su momento las dos resoluciones municipales con recursos de reposición que fueron denegados por el propio consistorio, con el argumento de que en ninguna de ellas hubo “una negociación colectiva material”.

La propia sentencia precisa que “si bien formalmente ha existido esa negociación, la misma no ha sido real y efectiva” porque “se convocó con sólo dos días hábiles” para contestar a la propuesta planteada por el Ayuntamiento y no hubo “posibilidad real para el sindicato de estudiar la problemática, consultar a los trabajadores afectados y elaborar una propuesta o aceptar la presentada”.

La sentencia, rubricada por la magistrada-juez Ana María Vega, agrega que “esta premura se manifiesta en el acta donde, al tratar el punto del orden del día, ya se hace constar la falta de profundización en el tema y que sólo se tienen informaciones sobre el contenido de la propuesta, siendo necesario consultar a los trabajadores afectados”.

“El orden del día se ha tratado pero de ahí no puede deducirse sin más que haya una base negociada para tomar una decisión”, argumenta el fallo judicial, que subraya que “sencillamente, la Administración (Ayuntamiento de Santander) no conoce la postura sindical” y “se pedía y se pide tiempo para fijar una postura y eso es lo que se ha denegado”.

Por ello, “se entiende que la convocatoria ha impedido estudiar el asunto y recabar información de los trabajadores, indispensables para poder defender con garantías una posición”, recalca la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo.

Dinámica ‘fraudulenta’ de negociación

En un comunicado, la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento de Santander valora la sentencia, que en su opinión, “confirma la fraudulenta dinámica negociadora seguida por el Ayuntamiento de Santander, a través del concejal de Personal y Seguridad, Pedro Nalda, tal y como tantas veces hemos denunciado”.

“Convocar una mesa de negociación para tratar asuntos, que exigen esa negociación previa según el Estatuto Básico del Empleado Públicos, sin dar el margen de tiempo necesario para que los representantes legales de los trabajadores puedan analizarla, consultarla a los afectados y recabar información para hacer una propuesta propia, no deja de ser una negociación irreal que se aleja del principio de buena fe que debe regir la negociación colectiva”, matiza el comunicado de UGT.

El sindicato recuerda que la propia sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo puntualiza que “debe garantizarse que la participación se haga en condiciones que aseguren la efectiva defensa de las posiciones” y entiende que el fallo judicial “es una muy severa llamada de atención a los responsables de personal del Ayuntamiento de Santander”.

Contra esta sentencia cabe interponer recurso de apelación ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia.