Cantabria arranca el despliegue del plan de desescalada en la Administración judicial

-Los funcionarios que acuden hoy de forma presencial a los juzgados pasan del 22 al 38% de la plantilla en la primera fase

Santander- 12.05.2020.- La Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno regional ha iniciado hoy el despliegue del plan de desescalada para el regreso progresivo a la nueva normalidad en los juzgados y tribunales de Cantabria, que implica, en una primera fase, el incremento de los funcionarios en los centros de trabajo, que pasarán del 22 por ciento de la plantilla, que cubrían hasta ahora los servicios esenciales, al 38 por ciento.

Este proceso de recuperación progresiva de la actividad judicial se pondrá en marcha para hacer frente al incremento de asuntos y a la suspensión de las vistas previstas en los tribunales para estas semanas, si bien se mantendrá la suspensión de las actuaciones judiciales no esenciales hasta el 24 de mayo, debido a la nueva prórroga del estado de alarma por la pandemia, y no se permitirá el acceso de personas, como norma general.

Se trata de un proyecto diseñado por el Ministerio de Justicia para todo el territorio nacional, en coordinación con las comunidades autónomas con competencias, entre ellas Cantabria, y que la Consejería de Justicia ha adaptado a la organización judicial a nivel regional, al igual de lo establecido en el Esquema de Seguridad Laboral.

Todo ello ha sido abordado por el Gobierno cántabro con los representantes sindicales, en reuniones previas.

Igualmente, el Gobierno de Cantabria, junto a las instituciones y colectivos implicados, han tomado las medidas oportunas para esta nueva fase, adaptando las sedes judiciales a la nueva normalidad para minimizar la posibilidad de contagio por coronavirus.

Por eso, se han adoptado medidas de carácter organizativo con la limitación de aforos, colocación de cartelería informativa, instalación de dispensadores de geles desinfectantes y el refuerzo de la limpieza en general de las sedes judiciales.

Además, se han dispuesto los espacios para atender a la distancia recomendada de dos metros entre las mesas y sillas, se han colocado mamparas en puestos de atención al público y el personal dispondrá de equipos de protección individual, una vez sometidos a estudio todos los puestos de trabajo para una mejor prevención de riesgos laborales.

Etapas y situación de Cantabria

La consejera de Justicia, Paula Fernández, ha explicado que esta primera fase de desescalada en la justicia durará al menos una semana y en la etapa sucesiva el personal funcionario que se reincorpore de forma presencial alcanzará el 65 por ciento, con la posibilidad de que se implante de forma voluntaria un sistema de turnos de mañana y tarde para distribuir los efectivos.

Durante la tercera fase, cuando se prevé la activación de los plazos procesales, está prevista la vuelta al trabajo de la totalidad de la plantilla y será en otra etapa posterior, y última, cuando se alcance la situación previa a la declaración del estado de alarma.

En este punto, la consejera de Justicia cree que Cantabria puede recuperar de forma más rápida la actividad judicial normal respecto a otros territorios, lo que ha atribuido al “buen funcionamiento” del sistema de gestión procesal Vereda, el expediente judicial electrónico y a la dotación de equipos informáticos a los jueces y magistrados. Unos medios materiales y una inversión del Gobierno cántabro que ha propiciado que durante el confinamiento se hayan podido dictar sentencias y todo tipo de resoluciones judiciales.

En su opinión, el trabajo se debe centrar ahora en intensificar la implantación progresiva del sistema de teletrabajo entre los funcionarios de la Administración de Justicia, dar alternativas y flexibilidad para el cumplimiento de su jornada laboral, lo que se verá facilitado “en gran medida” por la “consolidación” de Vereda como sistema de gestión procesal y su mejora “día a día”. 

Atención al público

Respecto a la atención al público, se realizará generalmente por vía telefónica o a través de correo electrónico. Si es necesario un trámite presencial, se organizará necesariamente a través de cita y manteniendo la distancia de seguridad.

En este punto, Cantabria cuenta con un protocolo relativo a la obtención de cita previa para la atención al público en los casos en que resulte imprescindible acudir a las sedes judiciales y que ha trasladado a las autonomías con competencias para facilitar su implantación en otros territorios.

En la web del Ejecutivo regional (https://sedejudicial.cantabria.es/en/juzgados-y-tribunales) se encuentran publicados los números de teléfono y las direcciones de correo electrónico de los juzgados y tribunales, fiscalías y demás servicios judiciales.

El horario de atención al público mediante cita previa será de 9:00 a 13:00 horas. Cada órgano sólo podrá citar a una persona cada media hora para lo que se establecen diferentes intervalos horarios entre edificios judiciales.

Las citas serán individuales y no se permitirá el acceso a posibles acompañantes, salvo por razones de edad o enfermedad. Deberán ir provistas de los medios de protección individual que determinen las autoridades sanitarias, siendo obligatorio el uso de mascarilla, el lavado de manos con las soluciones hidroalcohólicas disponibles a la entrada de las sedes judiciales y el mantenimiento, en todo caso, de la distancia mínima de separación de 2 metros.

Funcionarios, en todos los órganos judiciales

Con la finalidad de adaptar los porcentajes previstos en el plan nacional a las plantillas de funcionarios de cada órgano, servicio o unidad de la Administración de Justicia en Cantabria, la resolución del Ejecutivo cántabro detalla para esta fase primera los funcionarios necesarios de los cuerpos de gestión y tramitación procesal, así como los de auxilio, para cada uno de los órganos judiciales.

En primer lugar, se refuerzan las plantillas de las tres salas del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), la Secretaría de Gobierno y la Audiencia Provincial, junto a la de los doce juzgados de primera instancia de Santander, el de mercantil, así como todos los de instrucción.

El Gobierno regional, en virtud del plan nacional, incrementa los efectivos en el juzgado especial de violencia sobre la mujer de Santander, juzgados de lo penal, el de menores, los seis juzgados sociales, vigilancia penitenciaria y los tres del orden contencioso-administrativo.

Al servicio común de notificaciones y embargos de Santander y el decanato de los juzgados de Santander acudirán nueve funcionarios de forma presencial durante la primera etapa de desescalada.

Se mantendrá la misma plantilla que había hasta ahora de forma presencial en los juzgados de primera instancia de guardia en todos los partidos judiciales (Torrelavega, Castro Uridales, Laredo, Medio Cudeyo, Santoña, San Vicente de la Barquera y Reinosa), pero se incrementar el personal en cada uno de los juzgados, teniendo en cuentan el volumen de trabajo. También, el decanato de los juzgados de Torrelavega cuenta con más personal.

La resolución regional detalla los efectivos necesarios para alcanzar el porcentaje del 38 por ciento de la primera fase en los juzgados de paz y agrupaciones de secretarias; fiscalía de Cantabria (Santander, Menores, secciones de Torrelavega y Laredo); Instituto de Medicina Legal, registro civil de Santander, así como otros servicios de personal laboral (psicólogos, trabajadores sociales, equipo técnico de menores, peritos, etc).