Cantabria vivió el mes de mayo más húmedo y frío desde 1984

Cantabria vivió el mes de mayo más húmedo y frío desde 1984-El tercer mes menos soleado en los últimos treinta años
El mes de mayo en Cantabria dio comienzo con tiempo muy frío y húmedo con heladas débiles en Campoo y Valderredible; las temperaturas máximas no superaron los 13ºC en el litoral. Durante los días siguientes subió la temperatura hasta alcanzar, el día 7, máximas de
24º C en Liébana y los valles cantábricos, y por encima de 20º C en el litoral.
Según informa la Agencia Estatal de Meteorología en Cantabria (AEMET), el resto del mes fue muy frío, y los últimos días del mes regresó el viento del noroeste, que sopló con fuerza acompañado de precipitaciones. La insolación, de poco más de 130 horas,
ha estado muy por debajo de las 180 horas que brilla el sol habitualmente en este mes, lo que le sitúa como el tercero menos soleado en los últimos treinta años.
Desde el punto de vista sinóptico la circulación dominante ha sido del NW, bajo el influjo por tanto del aire húmedo y fresco del Atlántico, a excepción del tránsito de una depresión del oeste durante los días 6 a 8 y otra de procedencia norte los días 17 y 18.
Con carácter general las temperaturas medias han estado muy por debajo de los valores habituales de este mes. Tanto máximas como mínimas se han comportado prácticamente igual en toda la región, aunque las máximas reflejan un descenso algo más significativo que el de las mínimas. En promedio para toda Cantabria, se ha registrado una temperatura media de 11.0 ºC, 2.5 ºC por debajo de la media 1971-2000, el segundo mes de mayo más frío desde 1931, después del de 1984 con 10.2 ºC; el más cálido fue el de 1964 con 15.9 ºC de media.
Lluvia y más lluvia
El mes de mayo dio comienzo con precipitación abundante. En los dos primeros días se recogieron del orden de 50 l/m2 (litros por
metro cuadrado) en muchos municipios de la vertiente cantábrica de la región. Volvió a verse la nieve en las montañas. A partir
del día 10 se ha registrado precipitación casi a diario. Entre los días 14 y 19 se llegaron a recoger en torno a 60 l/m2 en
Villacarriedo y Tresviso, y regresaron las heladas a Campoo y a los valles del Ebro. La tarde del día 26 y la madrugada del 27 se
produjeron tormentas en el interior de la región. Algunas de cierta intensidad, como en Campoo, donde dejaron más de 10 l/m2 en
una hora. Los últimos días del mes regresó el viento del noroeste, que sopló con fuerza acompañado de precipitaciones. El mes ha contabilizado 22 días con precipitación en el litoral.
En relación a la cantidad de precipitación que habitualmente se recoge en el mes de mayo, las del mes transcurrido resultaron muy
abundantes en el litoral y zonas próximas, y progresivamente menos significativas hacia el interior de la región. Así, el mes de mayo ha resultado en el litoral y zonas próximas muy húmedo, en los valles cantábricos húmedo, y normal tanto en Campoo como en Liébana.
Con 22 días de precipitación, en casi todos los ayuntamientos se han registrado superávit de precipitación durante este mes de
mayo. Únicamente en las zonas más altas del sur de Liébana y Campoo, ha estado relativamente próximo al 100%. En promedio
para toda Cantabria este mes de mayo se han recogido 152 l/m², un 137% de los 111 l/m² de media en el periodo 1971-2000. El mayo más seco desde 1931, fue el de 1987 con 30 l/m², y el más lluvioso el de 1941 con 246 l/m².

Las cantidades de precipitación acumuladas en este mes de mayo hacen que el presente año hidrológico en Cantabria continúe
extremadamente húmedo -143%-; y con una media acumulada de 1517 mm, es el segundo más húmedo desde 1931, por detrás
del 1936 con 1691 mm.