Cantur asume las instrucciones de Revilla y revisará su decisión sobre el ‘caso Racing’

El Consejo de Administración de Cantur asumirá las instrucciones del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y revisará su decisión sobre el letrado encargado de la acusación en el llamado ‘caso Racing’.

Así lo ha dado a conocer esta mañana la dirección de la empresa pública, que ha hecho suyo el objetivo del presidente de “evitar cualquier suspicacia” en torno a la imparcialidad del Gobierno en el procedimiento judicial abierto por la compraventa de acciones del club de fútbol.

Cantur entiende que las “connotaciones políticas” de esta causa y el compromiso del Ejecutivo de mantenerla hasta el final “deben prevalecer sobre cualquier otra consideración”, por lo que el Consejo de Administración se reunirá en los próximos días para reconsiderar su última decisión y acatar la petición del presidente.

La empresa ha reivindicado su autonomía y su derecho a tomar las decisiones necesarias para contar con “un equipo de confianza” con el que ejercer su actividad, razones que le llevaron a prescindir de los servicios de Noriega. No obstante, también ha señalado que su condición de sociedad pública le aboca a acatar las “directrices políticas” y actuar en todo momento “conforme a los objetivos y prioridades del Gobierno”.

La dirección de Cantur ha recalcado que, al igual que el Ejecutivo, su primer objetivo es “la defensa de los intereses generales de Cantabria, adoptando todas las medidas precisas para garantizar esa prioridad”.