Ciudadanos no ve motivos para inyectar 18 millones de euros en Ecomosa-Nestor Martin

-Rubén Gómez aseguró que en 2013 la empresa ya tenía unas pérdidas de 2,4 millones de euros superadas a las esperadas

Ciudadanos no ve motivos para inyectar 18 millones de euros en Ecomosa-Nestor Martin / Juan Ramón Carrancio (izquierda) y Rubén Gómez (derecha)
Ciudadanos no ve motivos para inyectar 18 millones de euros en Ecomosa-Nestor Martin / Juan Ramón Carrancio (izquierda) y Rubén Gómez (derecha)

El Grupo de Ciudadanos en el Parlamento anunció hoy que no encuentra ninguna razón para que el Gobierno de Cantabria inyectase 18 millones de euros en la empresa Ecomasa-Nestor Martin y que las conclusiones son ‘preocupantes’.

“Falta de control”

Así lo señalaron los diputados regionales, Rubén Gómez y Juan Ramón Carrancio durante la rueda de prensa ofrecida en la sede del partido, quienes comentaron que no hay un plan de viabilidad ni estratégico para solventar esta aportación económica. “De igual forma hay evidente falta de control, carencia de protocolo donde se defina la metodología, no se corrobora que el precio de las operaciones se ajusten a mercado y no se establecen las condiciones para que esta iniciativa sea considerada estratégica para Cantabria”, subrayó Rubén Gómez.
Rubén Gómez recuerda que en diferentes actas de la Comisión de abril de 2013 se recoge que la no se preveía que fuesen necesarias nuevas inversiones a corto plazo cuando ya tenía unas pérdidas que ascendías a 2,4 millones de euros superiores a las esperadas, así como problemas de tesorería.
Asimismo, el portavoz de Ciudadanos en el Parlamento, Rubén Gómez, incidió sobre las conclusiones que se derivan de un informe sobre el proyecto industrial realizado por la Dirección general de Industria. “Solo se dice que la maquinaria prevista es adecuada, que se distribuye por uno de los socios promotores de la empresa y que la potencia eléctrica es válida”, explicó.
En lo referente al informe económico financiero se deduce, según Gómez, que falta conocimiento y experiencia por parte de la plantilla, la posibilidad de que en el primer año surjan necesidades de tesorería superiores a las propuestas y la inexistencia de contratos de venta cerrados que garanticen la venta del cien por cien. Asimismo, se obtienes otras conclusiones como que se aprecian problemas y riesgos para consolidar el repago de la deuda y las garantías presentadas se consideran insuficientes.
En su intervención, el diputado Rubén Gómez se quejó de que la información solicitada para esta Comisión de Investigación ha llegado tarde e incompleta, ya que por ejemplo falta el 80 por ciento de la documentación sobre el acuerdo con la empresa Teka.