Cora Vielva y Lidia Laso denuncian a Gema Igual e Íñigo de la Serna por presunta prevaricación

-Cora Vielva cree que se han concedido complementos de salarios a funcionarios de forma arbitraria y sin respetar la Ley vigente

Cora Vielva y Lidia Laso
Cora Vielva y Lidia Laso

La concejala del Ayuntamiento de Santander, Cora Vielva, ha denunciado a la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el exregidor de este Consistorio, Iñigo De la Serna (PP), por un presunto delito de prevaricación administrativa y malversación de fondos públicos.

La denuncia ha sido presentada en el Juzgado de Instrucción de Santander. Así lo anunció Cora Vielva durante la rueda de prensa que ofreció hoy en la sala de comisiones del Consistorio, donde estuvo presente también la presidenta de OlaCantabria, Lidia Laso, partido político que ha colaborado en la preparación de esta denuncia.

La denuncia, registrada hoy, viernes, hace referencia al complemento de pantalla concedido en el salario de cientos de funcionarios “sin ningún criterio objetivo, a pesar de que varias sentencias desde el año 2003 dijeron que no debía pagarse a la inmensa mayoría de quienes lo cobran”.

En este año 2003, recordó Vielva, se presentaron un conjunto de demandas en el Juzgado de lo Social y en el Contencioso Administrativo por parte de los funcionarios que no cobraron este complemento.

En opinión de Cora Vielva “el Ayuntamiento hizo oídos sordos, desobedeció la orden de los jueces y continuó abonando estas cuantías indebidamente, todo ello a pesar de que también han existido en alguna ocasión reparos por parte de la intervención, lo que indica, a nuestro modo de ver, una actitud de desobediencia deliberada a una orden judicial”.

Durante este tiempo, Vielva aclaró que los funcionarios que trabajan con ordenadores han pedido que se les aplique este complemento, “y por medio de resoluciones de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento se han concedido a unos y se ha denegado a otros, a pesar de utilizar equipos informáticos y programas similares”.

La concejala del Ayuntamiento de Santander calcula que el Ayuntamiento ha estado pagando de forma continuada durante años, incluso décadas, e indebidamente con dinero público alrededor de 10 millones de euros.

El pago afecta a 241 funcionarios, de los cuales se debe analizar quiénes cobraron debidamente y quiénes no, 162 euros mensuales de complemento en su salario en 14 pagas, lo que supone 2.274 euros al año por cada funcionario y un total de 548.000 euros anuales. “Hay una parte de esta cantidad que imagino sea irrecuperable porque ha prescrito, pero la parte del presunto delito que no ha prescrito es lo que vamos a poner en conocimiento del juez con la intención de recuperarlo y acabar con este tipo de prácticas”, matizó.

Para Cora Vielva “estas situaciones se producen después de tantos años en el poder sin oposición, hasta el punto que hay quien se llega a creer por encima de la Ley olvidando que tanto el puesto que ocupa como el dinero que han malgastado, presuntamente de forma ilegal, pertenecen a los santanderinos”.

Además, Vielva añadió que “seguramente tendré que escuchar en estos días al concejal de Personal, Pedro Nalda (PP), faltarme al respeto como ya me tiene acostumbrada, me gustaría aconsejarle o a quien quiera explicar algo sobre el asunto en público, que su prioridad ahora está en darle las explicaciones al juez”. Igualmente, indicó la concejala que tanto OlaCantabria como yo misma “consideramos que acabar con actuaciones de este tipo debe ser una prioridad en política”.

Los hechos se remontan a los años 80 cuando el Ayuntamiento de Santander adquirió pantallas de ordenador para que los funcionarios desempeñasen su trabajo. “Por aquellos años están pantallas eran nocivas para la salud porque emitían excesos de radiaciones y por ello se abonó un complemento de toxicidad a los funcionarios”, recordó Vielva.

La concejala del Ayuntamiento de Santander señaló que con el paso del tiempo estas pantallas dejaron de ser nocivas por la mejora de la tecnología y en su opinión dejó de tener sentido el pago de este complemento de toxicidad. “Pero el Ayuntamiento siguió abonando este complemento, utilizando una cláusula inadecuada, denominada especial informática, que solo puede ser retribuida a los informáticos del Ayuntamiento de Santander”, señaló.

Sin embargo, la valoración de los puestos de trabajo del Ayuntamiento de Santander no contempla el concepto retributivo de especial cualificación informática para los empleados públicos, salvo para aquellos que pertenezcan y dependan del departamento de informática, debiendo desempeñar la especialidad de informática de manera efectiva, permanente y contar con una preparación adecuada más allá del usuario del ordenador como instrumento de trabajo.