Denuncian presunto “acoso laboral” a 6 trabajadores del servicio de cocina del Hospital Sierrallana

El sindicato USO dice que la empresa tiene “castigados en un “encierro” a los seis trabajadores, que permanecen “encerrados en una habitación del centro hospitalario”

 

 

 

 

Según un comunicado enviado por el sindicato USO, la empresa concesionaria del servicio de cocina del Hospital Sierrallana, en Torrelavega, presuntamente ha habilitado una planta de hospitalización donde los trabajadores deben permanecer su jornada durante los próximos 15 días, tras no aceptarse un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), presentado por la empresa Auzo Lagun ante la Dirección General de Trabajo.

 

Auzo Lagun, siempre según la denuncia pública de USO, ha habilitado una habitación en una planta de hospitalización del centro médico, disponiendo varias butacas para que los trabajadores permanezcan allí “encerrados mientras dure su jornada laboral los próximos 15 días”. La sección sindical de USO en el Hospital de Sierrallana ha asegurado hoy que estos trabajadores están siendo, a su juicio, “víctimas de una persecución, ya que ese personal está viendo presionado y castigado”, en una situación que “podría tacharse de mobbing laboral”.

Según USO, el “castigo” a estos trabajadores es el último paso de una situación que se viene dando desde hace meses, una vez que esta empresa se hace con la contrata de la cocina en el Hospital, y nada más llegar se enfrenta con una huelga de sus trabajadores, por el intento reiterado de modificar sus condiciones de trabajo y remuneración, derechos adquiridos por el personal con las empresas previas.

USO ha recordado que esta situación se produce pocos días después de que el Juzgado de lo Social número 1 de Santander condenase a la empresa a reincorporar a una empleada a su anterior puesto de trabajo, turno y jornada laboral, de la que fue apartada tras el conflicto laboral del pasado marzo. El Juzgado impuso una sanción a la empresa por apreciar mala fe en su actuación y por faltar a la verdad en sus declaraciones, además de condenar a Auzo Lagun al pago de los honorarios del letrado que defendió los intereses de la trabajadora.