Dieciséis restaurantes de Cantabria se unen contra la desnutrición infantil

“Podemos calificar la campaña como un éxito rotundo en nuestra comunidad autónoma”, ha señalado hoy el presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC), colaboradora en esta iniciativa. Emérito Astuy ha llamado la atención acerca del hecho de que “de nuevo la hostelería ha demostrado que puede presumir de un marcado carácter solidario” y “con lo que cuesta mover este tipo de campañas, lograr que 16 empresarios se sumen a la lucha contra la desnutrición infantil es todo un logro”.

Desde el 15 de septiembre y hasta el próximo 15 de noviembre un total de 600 establecimientos de hostelería de España participan en la cuarta edición de la campaña Restaurantes contra el Hambre.

Organizada por Acción contra el Hambre y la Federación Española de Hostelería (FEHR), esta iniciativa está apadrinada por el cocinero Pedro Subijana y cuenta con el patrocinio de Makro y eltenedor.es. Se trata de una de las acciones solidarias más importantes de nuestro país en cuanto a consecución de fondos y número de participantes en el sector: en 2012 se recaudaron 110.000€, destinados de forma íntegra a la lucha contra la desnutrición infantil.

La participación es sencilla. Los restaurantes sólo tienen que inscribirse en la web (www.restaurantescontraelhambre.org) y elegir un menú o plato solidario, del que destinarán entre 0,50 y 2 € a la ONG.

Por su parte, los clientes cuando vayan a cualquiera de los restaurantes participantes, sólo tienen que preguntar por el menú o plato solidario. Además, sin necesidad de salir de casa, con un SMS con la palabra HAMBRE enviado al 28010 también se estará colaborando con la organización. Todo el dinero conseguido con esta campaña va destinado a la prevención, diagnóstico y tratamiento de la desnutrición infantil en los países más pobres del mundo.

Actualmente, más de 3 millones de niños mueren cada año a causa de la desnutrición. Por sólo 1 € al día, Acción contra el Hambre puede proporcionar el tratamiento nutricional y médico que necesita un niño en situación de desnutrición. Solo uno de cada diez niños desnutridos consigue acceder a dicho tratamiento.