El escándalo del Racing de Santander y el gobierno de Cantabria

Alí Syed / WGA{xtypo_dropcap}A{/xtypo_dropcap}lí Syed ha fallado, como muchas voces apuntaban, incluyendo a CANTABRIA DIARIO como uno de los medios de comunicación que se atrevió a lanzar las primeras voces de alarma sobre el presunto magnate indio. El ciudadano indio no paga las deudas que prometió pagar y en estos momentos muy poca gente en Cantabria confía en su palabra.

Eso sí, el pañuelito en el cuello le sienta divinamente.

En condiciones normales, un escándalo de estas características dentro del mundo del fútbol no sería demasiado novedoso (hay antecedentes), y no debería salir del ámbito de la información deportiva, pero el caso de Alí Syed y su empresa WGA (al tener otras conexiones con el mundo empresarial y financiero), no deja de ser especialmente llamativo y preocupante, por las extensas ramificaciones que podría llegar a adquirir.
 
El historial de mentiras del indio en España (Cantabria) es largo, incluyendo pagarés sin fondos y presuntos comprobantes de transferencias bancarias que nunca se efectuaron. Y el historial de mentiras del indio en otros países como Australia, Malasia y Reino Unido también es digno de estudio y muy conocido a estas alturas del sainete.
 
¿Tiene dinero Alí Syed?
 
Es la pregunta del millón: ¿tiene dinero o aparenta tenerlo? Syed prometió pagar atrasos a los jugadores y no pagó. Prometió denunciar a cualquiera que difundiese las múltiples acusaciones que le atacan alrededor del mundo y no cumplió. Prometió pagar a un entrenador despedido y lo primero que hizo fue darle un cheque sin fondos.
Si Alí Syed tuviese tanto dinero y tantas ganas de litigar como vaticinaba la advertencia en su página web -ahora eliminada- hace tiempo que hubiese denunciado a CANTABRIA DIARIO, por ser el primer medio cántabro que se hizo eco de las fuertes dudas sobre la solvencia y legalidad de las actividades de su empresa WGA. Sin embargo, hasta ahora, ninguna denuncia se ha recibido en esta sacrosanta casa.
Tampoco ha denunciado al periódico MARCA, que se tenga constancia, medio de comunicación sonoramente destacado en sus amplios reportajes sobre los presuntos «pufos» de Alí Syed.
 
Más todavía, revelamos que no sería el primero, ni seguramente el último, en intentar «amedrentar» a CANTABRIA DIARIO por su línea de trabajo informativo, pero hasta la fecha nadie ha sido capaz de materializar sus amenazas.
 
Así, con la sospecha detrás de la oreja, se nos ocurre pensar que el gobierno de Cantabria -formado en coalición por PSOE y PRC-, quizá pueda resultar afectado por este escándalo, al menos en su vertiente pública de cara a una parte de la sociedad cántabra y los aficionados, aunque está claro que los altos mandatarios del ejecutivo no son responsables de los desmanes de un «presunto magnate», por mucho «jet» privado que luzca el susodicho.
 
Dejando aparte lo deportivo, consideramos de sumo interés conocer en detalle si Syed, a su paso por Cantabria, ha tenido tiempo de contactar con empresarios cántabros en apuros que acudiesen a su peculiar sistema de «salvamento de empresas mediante préstamos».
Si esto fuera, hipotéticamente, así y algún empresario cántabro en apuros hubiera acudido a ser «auxiliado» por Syed y su pintoresca empresa Western Gulf Advisory (WGA) -que se dedica a prestarte dinero pero primero te cobra por ese presunto préstamo y luego del préstamo, si te he visto, ni me acuerdo-, al gobierno de Cantabria podría quizá achacársele el haber sido demasiado confiado, avalando con sus apretones de manos y sus fotografías públicas a alguien que, si hubiera sido mínimamente investigado, enseguida se hubiese descubierto como lo que al final ha resultado ser.

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia