Torrelavega

El Gobierno solicitará la creación de un séptimo Juzgado en la ciudad

Podría entrar en servicio a comienzos de 2011 cuando se inaugure el nuevo Palacio de Justicia:

El consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, ha anunciado que el próximo año la Comunidad Autónoma solicitará al Ministerio la creación del séptimo Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Torrelavega, que podrá entrar en servicio a comienzos de 2011, coincidiendo con la inauguración del nuevo Palacio de Justicia.

Mediavilla ha inspeccionado el desarrollo de las obras de construcción, acompañado por la alcaldesa de Torrelavega, Blanca Rosa Gómez Morante; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, César Tolosa, la fiscal superior de la Comunidad Autónoma, María Teresa Calvo, junto a varios concejales del Ayuntamiento y miembros del Ejecutivo regional.

El consejero de Justicia ha asegurado que las instalaciones judiciales estarán “plenamente operativas” en enero de 2011, dado el “buen ritmo de ejecución de las obras”. A su juicio, Torrelavega contará con un edificio “moderno y funcional”, adaptado al entorno, que posibilitará, además de la “centralización de todas las unidades judiciales”, contar con espacio de reserva suficiente para futuras ampliaciones de la planta judicial, como es el caso del Juzgado número 7.

Mediavilla ha recordado que este será el primer edificio construido y diseñado por el Gobierno de Cantabria, una vez asumidas las transferencias en materia de Justicia, por lo que incorpora además las sugerencias de todos los profesionales que actúan en esta Administración.

“Este es un proyecto de todos”, ha opinado el consejero, quien ha agradecido al Ayuntamiento de Torrelavega y a su alcaldesa, su colaboración y participación, “consciente de las necesidades de la Administración de Justicia en el partido judicial”.

En este sentido, Gómez Morante ha manifestado que la colaboración del Ayuntamiento en este proyecto “tenía que ser inmediata”, ya que la prioridad es el “interés público”. Asimismo, ha añadido que el nuevo Palacio de Justicia “potenciará aún más la referencia comarcal de Torrelavega”.

Símbolo de la Justicia

Por su parte, Tolosa ha señalado que la creación de un séptimo juzgado en Torrelavega coincide con las tesis defendidas por el Poder Judicial en Cantabria en su memoria anual y ha destacado la importancia de que el nuevo Palacio de Justicia cuente con espacios suficientes para la creación de los nuevos órganos.

Del mismo modo, ha mostrado su satisfacción porque el ritmo de las obras sea el previsto y que se pueda contar con la nueva sede judicial a comienzos 2011. A su juicio, es un “símbolo de lo que debe ser el futuro de la Administración de Justicia”.

En esta misma línea, la fiscal superior de Cantabria cree que el Palacio de Justicia de Torrelavega es el “paradigma” de los que será “el futuro de la Justicia en Cantabria”, con “espacios suficientes y medios tecnológicos adecuados”.

Asimismo, ha señalado que con su puesta en marcha el servicio de la Administración de Justicia será “más ágil y eficiente”, dada la concentración de las sedes judiciales, que evitará desplazamientos innecesarios tanto para funcionarios, fiscales y jueces, como para el ciudadano.

Características del edificio

Esta nueva infraestructura albergará en una única sede, en lugar de las tres actuales, a todos los órganos jurisdiccionales del que es el segundo partido judicial más importante de Cantabria. Lo hará en unos 6.500 metros cuadrados en los que “primará” la atención al ciudadano. De la superficie total, 1.662 metros cuadrados irán bajo rasante y los restantes distribuidos en cuatro plantas: planta baja, que servirá de acceso, y tres alturas más.

El plazo de ejecución del edificio, que se ubica en la finca de El Carmen, cedida por el Consistorio para este fin, será de 18 meses, con un presupuesto de cercano a los 7 millones de euros. La ejecución del proyecto, sobre una parcela de 2.898 metros, corre a cargo de la empresa ASCAN.

El diseño del Palacio de Justicia permite una perfecta integración con el entorno. En su fachada de acceso, por el boulevard de la Avenida de España, se alinea con las construcciones ya existentes. Además, se ha proyectado una plaza cubierta que consigue expandir el boulevard y, al mismo tiempo, ampliar el campo visual desde el parque Manuel Barquín.

Una de las características de esta nueva infraestructura es que está diseñada para prestar servicio en función, no sólo de lo que es, sino de lo que ha de ser la Administración de Justicia en el futuro, con la puesta en marcha de la Nueva Oficina Judicial.

Así, están contemplados cerca de 300 metros cuadrados en los que se instalarán las unidades procesales de apoyo directo, y más de 500 para el Servicio Común Procesal.

Futuros crecimientos

De inicio, tendrán cabida los seis juzgados de Primera Instancia e Instrucción existentes a día de hoy en la capital del Besaya, además de la Fiscalía y una Clínica Médico-Forense. En previsión de futuros desarrollos, se ha establecido un 30 por ciento de espacio de reserva.

Entre otras dependencias, el Palacio de Justicia también albergará el Registro Civil y ocho salas de vistas, que suman una superficie total de casi 1.000 metros cuadrados. La mayor de ellas, de 127 metros, podría dar cabida a más de 80 personas.

Además, se ha diseñado un juzgado de guardia, que contará con un acceso propio, una sala para abogados y otra para procuradores, y otras dependencias auxiliares como una zona de archivos, otra de seguridad, locales técnicos y una sala de control y seguridad y otra área para su monitorización. Por último, se dispondrá de un área de aparcamiento de algo más de 700 metros cuadrados.

Circulaciones

Otra de las características es que el diseño del edificio permite un nivel de acceso diferenciado, garantizando cuestiones básicas como la confidencialidad de los procesos judiciales y la custodia de los detenidos. Así, la circulación será libre en aquellas zonas de acceso para el público en general (salas de vistas, hall de entrada, zonas de atención al público…). Un segundo nivel, de circulación controlada, se corresponde con las áreas accesibles para el común de los funcionarios de los juzgados, abogados, fiscales y cuerpo judicial.

Por último, habrá una parte de circulación restringida, reservada a aquellos funcionarios específicamente autorizados de los que depende la confidencialidad de los procesos judiciales, así como para el tránsito de los detenidos y las fuerzas de seguridad encargadas de su custodia.

You may also like

Comments are closed.

More in:Torrelavega