Cantabria

El PP acusa al gobierno de Revilla de ‘dilapidar’ 7,9 millones públicos en el Racing

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Eduardo Arasti (PP), achacó a la intervención del anterior Gobierno de Cantabria, presidido por Miguel Ángel Revilla (PRC), en el Racing de Santander que la empresa pública CANTUR – que participó comprando acciones – haya sufrido un quebranto patrimonial de 7,9 millones de euros.

Arasti repasó el “embrollo jurídico” y el “caos societario” que esta operación financiera ha provocado en el club, que puede conducir a la desaparición del club, ahora en Segunda División. Además, el consejero explica que la situación actual del Racing se empezó a gestar el 24 de diciembre de 2003, cuando, con la adquisición del 8,06% de las acciones del Racing, realizando para ello una inversión de 1,7 millones de euros, CANTUR comenzó una “desafortunada serie de operaciones” que desembocaron en este “serio quebranto” patrimonial.

Después se realizó la compra de un nuevo paquete accionarial mayoritario del club, del 53,43% en el año 2004, y la concesión de un préstamo participativo por valor de 6.750.000 euros.

Tras el cambio de manos de esas acciones, primero a Dunviro, de Jacobo Montalvo, y posteriormente a WGA, del empresario indio Alí Syed, a día de hoy el Gobierno regional sigue sin recuperar buena parte del dinero puesto en el club y, unido a los intereses generados, supone un “quebranto” de 7,9 millones de euros para las arcas públicas, cifra superior a lo que invirtió el propio Syed, de quien ha recordado que está investigado por estafa por la Interpol.

Dentro de ese dinero el consejero ha incluido parte del préstamo y los intereses generados hasta la venta de las acciones a Alí Syed, prácticamente 1,4 millones de euros que sufrieron “un proceso de evaporación” y no quedaron recogidos en el contrato de compraventa de las acciones.

También, Arasti pone en cuestión las condiciones del acuerdo suscrito por el ex presidente regional Miguel Ángel Revilla y los ex consejeros de Economía, Ángel Agudo, y Deporte, Francisco Javier López Marcano con WGA y Dunviro en Suiza, en 2011, utilizando nuevamente a la empresa pública CANTUR como “víctima propiciatoria”.

En ese acuerdo, además de “evaporarse” esas cantidades, Arasti critica que se cambió el derecho que tenía el Gobierno sobre las acciones del Racing como aval del crédito de CANTUR y se sustituyó por una opción de compra sobre esas mismas acciones. Según el consejero, si no se hubiera cambiado, en un caso de impago, como ha ocurrido, el Gobierno de Cantabria podría haberse hecho con las acciones inmediatamente. En cambio, la opción de compra además de obligar a recomprar las acciones, implica emprender un proceso “largo y complicado”.

El diputado Íñigo Fernández asegura que fue el anterior Gobierno de Cantabria, concretamente el ex presidente regional Miguel Ángel Revilla y los ex consejeros de Deporte y Economía, Francisco Javier López Marcano y Ángel Agudo, quien trajo el empresario indio Ali Syed; quien avaló la operación en Zurich; quien levantó las garantías que el Gobierno de Cantabria, a través de la empresa pública CANTUR, tenía en la operación; y cuyos responsables “se daban codazos por salir en la foto con Ali Syed”.

 

 

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria