El PSOE reclama al PP que “actúe con transparencia y evite el oscurantismo” en la gestión de Buruaga en el SCS

-El PP aseguró hoy que no apoyará ninguna ‘cortina de humo’ para ‘difuminar las responsabilidades de María Luisa Real’ en el ‘escándalo del SCS’

  • El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Víctor Casal, afirma que “si la señora Buruaga no tiene nada que ocultar en los contratos que se ejecutaron en el SCS, del 2011 al 2015, no debería de tener ningún problema en que se lleve a cabo una comisión de investigación en el Parlamento de Cantabria sobre los contratos que se ejecutaron en esa época”

  • Según Casal, “desde el PSOE de Cantabria no tenemos nada que ocultar, buscamos la transparencia y no solo apoyamos esta comisión sino que fuimos nosotros los que llevamos a pleno tanto la enmienda como la iniciativa parlamentaria para que se realizase la labor de auditoría a los contratos del SCS, asique de desviar la atención nada”

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Víctor Casal, exige al PP “la máxima claridad y transparencia en la gestión que llevó a cabo su actual líder, María José Sáenz de Buruaga en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) la pasada legislatura”.

Casal, insiste en que “si la señora Buruaga no tiene nada que ocultar en los contratos que se ejecutaron en el SCS, del 2011 al 2015, no debería de tener ningún problema en que se lleve a cabo una comisión de investigación en el Parlamento de Cantabria sobre los contratos que se ejecutaron en esa época”.

En este sentido, pide a los populares que “eviten el oscurantismo” y les recuerda que “su negativa permanente a que la gestión de Buruaga en el SCS sea investigada, solo hace aumentar la sombra de la duda sobre la actuación de su actual líder”.

“La vehemencia con la que los populares actúan para aclarar la actual gestión del SCS debería de ser la misma para aclarar qué tipo de contrataciones pudieron hacerse durante su propio mandato y más ahora que el PP de Cantabria se ha quedado solo y sin apoyo del resto de grupos parlamentarios”, critica.

Para el portavoz socialista, “es vergonzoso que el PP se dedique a pedir dimisiones al Gobierno de Cantabria cuando son ellos los que ahora están con el agua hasta el cuello y no lo quieren reconocer” y continúa, “el PP cántabro y la señora Buruaga lo que tienen que hacer es poner de su parte para aclarar estos asuntos en vez de continuar con su particular caza de brujas”.

“Campaña de descrédito” del PP y Ciudadanos

Por otro lado, el socialista le dice a Ciudadanos que “desde el PSOE de Cantabria no tenemos nada que ocultar, buscamos la transparencia y no solo apoyamos esta comisión sino que fuimos nosotros los que llevamos a pleno tanto la enmienda como la iniciativa parlamentaria para que se realizase la labor de auditoría a los contratos del SCS, asique de desviar la atención nada”.

Además, recuerda a la formación naranja que “después de más de tres años en el Parlamento, parece que todavía no se han enterado que el SCS es un organismo autónomo, con presupuestos propios y procesos de contratación independientes de la Consejería de Sanidad”.

Por último, Víctor Casal asegura que “Ciudadanos y el PP tiene que dejar a un lado la campaña de descrédito que están llevando a cabo contra la sanidad pública y dejar de apuntar con el dedo a la consejera Luisa Real en base a un informe provisional que no arroja ningún ilícito penal sino incidencias administrativas contra las que el SCS ya ha presentado alegaciones”. “No hay ni irregularidades, ni corruptelas detectadas en esta legislatura”, matiza.

“Que el PP deje de echar piedras sobre el tejado de los demás y permita que su etapa en el SCS sea investigada, solo así demostrarán la verdad de lo sucedido la pasada legislatura y darán la cara ante los cántabros y las cántabras”, concluye.

El PP, por su parte, afirma que si se ‘reorienta’ el objeto de la Comisión de Investigación ‘hacia la acción de la consejera’ desde que tuvo conocimiento de las ‘irregularidades’ en la contratación del SCS, el PP dará su voto favorable. Así lo ha expresado el portavoz del Partido Popular, Iñigo Fernández, quien ha anunciado la intención del PP de apoyar la Comisión de Investigación sobre el Servicio Cántabro de Salud (SCS), siempre que en el transcurso de la tramitación de la iniciativa “podamos enmendarla, reorientarla, y reconducirla”.

Según subraya la investigación ‘no puede abrirse a todos los contratos del SCS en un periodo de 7 años porque los que están bajo sospecha son los de Luisa Real’. ‘Los de la anterior etapa ni tan siquiera han sido denunciados, y además, tal y como ha recordado, ese periodo anterior al actual Gobierno de Cantabria ya ha sido auditado por la Intervención General de la Comunidad Autónoma y por el Tribunal de Cuentas’, asegura Fernández.

“Lo que se pretende investigar es tan amplio que resulta inviable, materialmente y en el tiempo, es tan injusto que pretende investigar aquello que no ha sido denunciado”, pero es que además, tal y como ha señalado, resulta “absurdo” abrir una investigación paralela a la que ya tiene encargada la Intervención General de la Comunidad Autónoma, a la que se une la que también está realizando por su cuenta la propia Fiscalía de Cantabria.

“Los contratos que están bajo sospecha no son los de la etapa del PP, los contratos que están bajo sospecha son los de Luisa Real”, por ello, tal y como ha insistido Fernández definir mal el objeto de la investigación “es abrir una cortina de humo para difuminar la responsabilidad de quien la tiene, que es Luisa Real. Que es quien conoció, amparó, consintió y ocultó todos los contratos que han sido objeto del escándalo”.

El PP considera que un periodo tan amplio a investigar únicamente va a servir para favorecer los intereses tanto de la actual consejera de Sanidad como del propio Gobierno de Cantabria. “No le hagamos el juego sucio al gobierno que es en lo que puede terminar esta comisión de investigación, en una maniobra más del Gobierno y de Luisa Real para tratar de difuminar y esconder su responsabilidad en este asunto”, concluyó.