• 14 de julio de 2024

El Racing deja escapar otros tres puntos en El Sardinero

screenshot773

El Racing da aire a uno de sus rivales en la lucha por evitar el descenso

Los cántabros mantienen la décima plaza pese a la derrota

Emaná, ovacionado por la afición racinguista al ser cambiado, verdugo de los santanderinos

Racing de Santander (2): Toño; Pinillos, Garay, Moratón (Oriol, min 46), Marcano; Munitis, Luccin (Colsa, min 75), Lacen, Serrano (Coltorti, kin 51); Pereira y Zigic.
Betis (3): Casto; Melli, Juanito, Arzu, Fernando Vega; Capi (Rivera, min 82), Marco Aurelio; Odonkor (Juanma, min 58), Emaná (Xisco, min 87), Mark González; y Edu.
Goles: 1-0, min 5. Luccin. 1-1, min 19. Edu. 1-2, min 29. Emaná. 2-2, min 33. Zigic. 2-3, min 53. Emaná.
Árbitro: César Muñiz Fernández (colegio asturiano).

El Racing vuelve a dejar escapar en casa lo que gana lejos del Sardinero ante la desesperación de una afición cada vez más escéptica con su entrenador López Muñiz, al que desde la grada le empiezan a cuestionar casi todas sus decisiones.

Y el caso es que la partida empezó con un órdago victorioso de los cántabros en el minutos tres, cuando Luccin en jugada ensayada a la salida de un corner botado por Munitis colocaba el balón ajustado al palo izquierdo de la portería del meta bético y subía el primer tanto al electrónico haciendo presagiar una repetición del positivo duelo frente al Numancia, impresión acrecentada tras otras dos ocasiones para los cántabros en el siete y en el diez por mediación de Garay y Zigic, que marcaba aunque en fuera de juego señalado por el asistente.

Y en unos minutos sin historia, empataba el Betis tras jugada de González al viejo pero nunca caduco estilo: interior izquierdo que desborda al lateral derecho, el lento Pinillos, para mandar la pelota al centro del área para que, ante la pasividad de los centrales remache Edu el empate a uno dejando a los racinguistas tan incrédulos como desacertados en defensa e improductivos en ataque pese a la siempre inquietante presencia de Pereira. Inquietante también estuvo Emaná para en jugada personal ante la pasividad de los defensores cántabros facilitando el paso al bético en una autopista de lentitud e imprecisiones para adelantar a los andaluces en el marcador y dejar evidentes las carencias defensivas de los de Muñiz.

Carencias defensivas siempre existen en los rivales del Racing en las jugadas a balón parado con la presencia de Zigic mientras el reglamento no permita defender con escalera de mano o los árbitros sean solidarios con los defensas y sigan dejando pasar los agarrones al serbio, que remata de cabeza otro saque de esquina botado por Munitis para empatar el encuentro en el minuto treinta y uno de juego. Y ya van diez del serbio: Queridos Reyes Magos…

El Racing, con cuatro cedidos como columna vertebral (Garay, Luccin, Pereira y Zigic) parecía desperezarse y Serrano desperdiciaba una contra en el minuto 34 y lanzaba flojo en el 42, imitándole Pereira en el 38 tras una brillante jugada de equipo que el pequeño gallego no supo culminar, igual que Munitis en el descuento al peinar un balón de cabeza que se marchó fuera por poco. Se llegaba así al descanso con sensaciones contradictorias en el ánimo racinguista. Bien en algunos momentos en la creación, fatal en defensa salvo Marcano como excepción para confirmar la regla, e imprecisos en el último pase y el remate.

Oriol sustituía a Moratón en el descanso y tras remate de cabeza de Zigic por encima de la meta de Casto protagonizaba una mala colocación al intentar tirar el fuera de juego que sus compañeros hacen bien pero que con su mala salida habilita a Emaná y propicia el mano a mano del bético frente a Toño que termina con la expulsión del meta y condiciona el resto del encuentro. Muñiz optaba por cambiar a Serrano para colocar a Coltorti en la meta ante el disgusto del jugador, que no se molestó en disimular su enfado (veremos si hay consecuencias) y de la grada que abroncó al técnico por su decisión, dejando patente el distanciamiento de afición y entrenador.

Y en el minuto ocho, un nuevo error de Oriol propicia el suave toque de Emaná (que sería despedido entre aplausos minutos más tarde) que Coltorti no sabe despejar y supone el tercer tanto para los andaluces, dejando desarbolados a los racinguistas que pese a una clara ocasión de Zigic tras jugada personal cinco minutos después, fueron el resto del partido a remolque del Betis, que pudiendo no quiso, habida cuenta de las ocasiones desperdiciadas sobre todo a la contra para sentenciar. Y el Racing, aún queriendo no pudo pese a la entrega de jugadores como Munitis, Zigic, Pereira o Marcano tan voluntariosos como desacertados.

Muñiz no parece ser entrenador que arriesgue o innove en sus decisiones técnicas (tal vez porque mira al banco y no ve nada que le interese lo más mínimo) y a algún jugador esta situación da la impresión que empieza a cansarle esta situación, aunque cabe suponer que hoy, habida cuenta de la expulsión de Toño y las lesiones, poco más se podía hacer. Conviene minimizar los efectos de la derrota ya que el equipo sigue décimo en la clasificación, pero no perder de vista a los rivales, cada vez más numerosos que van a pelear hasta el final contra el racing en la lucha para evitar el descenso.

Y sólo a algún masoquista o morboso le gustaría recibir al Getafe con ambos equipos jugándose la vida a un solo encuentro en el último envite de la Liga: vamos a creer que para esas alturas nuestro Racing ya esté salvado. Pero no conviene despistarse ahora que el objetivo está tan próximo.

David Laguillo

Síguenos en GOOGLE NEWS

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia

.