El Racing no mereció la derrota frente al Valencia

Zigic, ovacionado por el Sardinero, aprovechó un error de Pinillos para marcar el único tanto de la tarde:

El Racing ha mejorado. Esa es la buena noticia. La mala es que la capacidad goleadora ayer brilló por su ausenciua y eso costó tres puntos.

La hinchada cántabra salió disgustada por el resultado, pero debe estar satisfecha por la entrega de los suyos y las numerosas ocasiones que debieron traducirse en la victoria. Los seguidores supieron premiar y agradecer la entrega y el derroche de energía de su equipo, comprobando cómo las oportunidades se sucedían, sin que la pelota quisiera entrar en la portería rival. Efectivamente. Lo único malo fue la derrota que, por cierto, fue concretada por el gol de un ex racinguista muy querido y aplaudido en Los Campos de Sport, Nikola Zigic, que no celebró el gol por “el respeto y cariño que tengo a este club y a toda su afición”.

 

Juan Carlos Mandiá lo dijo bien claro al término del encuentro. “El Racing mereció la victoria y sólo la mala suerte nos privó de ella”. Tenía razón el entrenador racinguista. El equipo se entregó al máximo. Jugó mejor ante un rival de alto nivel, pero no encontró el premio que le correspondía. Agradecimiento, una vez más, a la hinchada racinguista, pues vio bien claro que el cuadro de sus ilusiones debía haber recogido un premio mucho más positivo que la derrota.

Los jugadores, ofrecieron en la primera mitad tres cuartos de hora de fútbol presión, entradas por las alas, lucha constante y combate sin cesar en busca de la posesión del balón. Todo ello se tradujo en un Racing agresivo que dispuso ya de ocasiones para marcar. Cierto que en el minuto 4, tras una entrada de Torrejón, la pelota llegó rebotada a Villa, quien a la media vuelta remató a gol y Toño despejó a córner. Reaccionaron los verdiblancos y buscaron la diana. En el 12 César detuvo el remate de Munitis, a saque de falta cometida sobre Tchité; y en el 32 un largo carrerón de Serrano acabó con un pase atrás y nuevo remate alto de Munitis. Eran 20 minutos de presión ordenada y por todo el campo. El equipo racinguista intentaba ser el controlador del juego y lo consiguió durante largo tiempo. Sólo faltaba el gol.

 

Mientras el Valencia llegaba al rectángulo de Toño de vez en cuando, el Racing era más constante en su empeño. Todavía, antes del descanso, Oscar Serrano profundizó por la banda y acabó con un lanzamiento raso y duro, que se fue marchando a medida que se acercaba al marco rival. Y aún al filo del intermedio hubo una precisa combinación de Christian, Serrano y Colsa que no acabó en tanto por muy poco. Eran las pruebas de que el Racing merecía mucho más y, sobre todo, de que estaba laborando a pleno esfuerzo para alcanzar los puntos.

La segunda parte comenzó con la internada de Tchité a los dos minutos, que concluyó con un remate fuera. Las ocasiones seguían siendo verdiblancas pero no terminaban por completarse en gol. Los valencianistas llegaban poco, de nuevo, a las cercanías del portal cántabro. Una ocasión de Villa la atajó Toño con una media salida. Respondió el extremo Serrano en un rechace de Zigic a saque de esquina. Eran los capítulos previos al golpe de infortunio.

 

Cumplido el cuarto de hora Pinillos quiso asegurar cediendo a su portero. El toque le salió flojo al riojano y Zigic se aprovechó. El serbio atrapó la bola, amagó a Toño y marcó suave. La mala suerte se cebó con el racinguista y con todo el equipo, que intentó recomponerse  y buscó, con ahínco, la igualada.

Así, el afán verdiblanco se tradujo en cuatro oportunidades antes de finalizar la confrontación. Una en el minuto 17, a renglón seguido del gol, otra en el 24, no llegando Colsa por centímetros, otra más en el 41 a dejada de Tchité para el ramaliego y una más en el 42, en testarazo de Geijo desviado por poco. Eran las pruebas de que el Racing merecía más, pero…el desenlace iba a ser injusto, porque a los puntos, a las ocasiones, al esfuerzo, al espíritu de lucha a tantos valores positivos el ganador había sido el Racing. El 0-1 era un balance confuso, negativo e inapropiado a lo que vimos. Lo mejor fue que la afición volvió a creer en los suyos y que el diálogo entre hinchada y equipo se dejó sentir y mucho. Con este nivel de balompié y derroche de energías, la parroquia racinguista debe ser capaz de ver más allá del revés que significa una derrota en casa.

Ficha técnica

Racing: Toño, Pinillos (Geijo m. 83), Morris, Torrejón, Christian Fernández, Lacen, Colsa, Arana, Serrano, Munitis (Luis García m. 64) y Tchité.

 

Valencia: César, Bruno, Navarro, Dealbert, Mathieu, Marchena, Ever Banega (Albelda m. 70), Joaquín, Miku (Silva m. 52), Mata y Villa (Zigic m. 57).

 

Árbitro: Mejuto González, Comité Asturiano. Aomnestó a Pinillos, Navarro, Mathieu y Ever Banega.

 

Gol:

0-1 M. 61 Pinillos recibe un balón y trata de ceder a Toño, pero se interpone Zigic, quien se va del guardameta y, ligeramente escorado, marca de envío raso.

 

Incidencias: Partido de la sexta jornada del Campeonato de Liga de Primera División, con 16.729 espectadores en las gradas. El Racing ejecutó cinco saques de esquina por uno el Valencia.