El Racing vuelve a perder pero mantiene la distancia de cinco puntos con el descenso

El equipo de Muñiz se estanca en los treinta y nueve puntos

Un absurdo penalti a falta de tres minutos para el final acerca al Málaga a Europa

 

Ficha del partido:
Málaga CF (1): Goitia; Gámez, Weligton, Hélder, Nacho; Luque, Duda, Eliseu (Miguel Angel, m. 69), Lolo; Baha (Fernando, m. 76) y Adrián (Adriano, m. 60).

Racing (0): Toño; Valera, Garay, Marcano, Sepsi; Munitis, Luccin (Edu Bedia, m. 87), Lacen, Toni Moral (Serrano, m. 69); Zigic y Jonatan Pereira (Tchité, m. 46).

Gol: 1-0, M. 87: Luque, de penalti.

Árbitro: Velasco Carballo (Comité Madrileño). Enseñó tarjetas amarillas a los jugadores del Málaga Duda, Lolo, Hélder y Goitia, y a los del Racing Toni Moral, Munitis, Garay, Sepsi y Marcano.

No hay manera de certificar la permanencia definitivamente y está dando la impresión de que esta liga está quedándole larga al Racing. En Málaga existía la posibilidad de alejarse a mucha distancia de las preocupaciones pero una vez más, no pudo ser.

La primera parte no fue mala, con protagonismo para los dos porteros. Toño despejaba un lanzamiento de libre indirecto de Lolo y Goitia ponía en evidencia las carencias de Pereira de cara al gol y la falta de acierto de esta temporada de Garay con otras dos grandes paradas que pudieron cambiar el sino del encuentro. Luque volvía por sus fueros e inquietaba con soltura el área racinguista, Moral quería emularlo en la misma banda pero por el lado cántabro. Se llegaba al final de la primera parte sin un dominador claro pero con la preocupación evidente en los santanderinos por la falta de acierto de Zigic, lo cual es letal para el Racing.

Muñiz daba entrada en la segunda mitad a Tchité y a Serrano, ambos jugadores no aportaron demasiado al juego de ataque del equipo. Duda y Luque probaban sin suerte a Toño antes de los primeros cinco minutos de la segunda y Moral a Goitia con igual resultado. El el 77 y 80, Nacho y Luque se empeñaban en demostrar el buen estado de forma del meta alicantino del Racing, mientras que los cántabros, sin renunciar al ataque de manera definitiva (alineación con clara vocación ofensiva) parecían conformarse con el empate.

Pero Luccin derribó de manera absurda a Adriano cuando este regateaba hacia la esquina sin sensación de peligro, con la mala suerte además de lesionarse en esa jugada. Toño era la última esperanza pero Luque engañó al arquero en la transformación y marcó el tanto que acerca al Málaga a Europa y deja al Racing a igual distancia del descenso pero con una sensación extraña: tan cerca del remate final del objetivo y tan incapaces de sellar tal objetivo. En el último minuto Garay dispuso de un lanzamiento de libre directo en el que el colegiado se negó a situar la barrera a la distancia reglamentaria con el resultado esperado: balón al cuerpo de los defensas y final del partido.

De manera que el equipo cántabro sigue a cinco puntos del descenso, igual distancia que antes de jugarse el partido, pero es necesaria una victoria, que parece llegará, para consolidar el proyecto de Muñiz (sea cual sea) un año más en Primera División. Los rivales, Valladolid y Getafe en casa y Recreativo fuera, parecen asequibles pero dado el estado del equipo no se antoja un final de temporada tranquilo.