Este mes terminan las obras de las treinta VPO en alquiler para jóvenes

Las obras de construcción de 30 viviendas de protección oficial en la zona de San Martín del Pino, que se destinarán a jóvenes menores de 35 años en régimen de alquiler, finalizarán a lo largo de este mes, según informó hoy el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

Las 30 VPO en régimen de alquiler para jóvenes santanderinos se ubican en una parcela de 2.638 metros cuadrados de superficie en la calle Hermanos Calderón y se encuentran distribuidas en un mismo edificio, de cuatro plantas de altura, con garaje para 35 vehículos y sus correspondientes trasteros.

Las obras fueron adjudicadas a la empresa CORSAN-CORVIAM, por un importe de 1.711.760 euros y un plazo de ejecución de doce meses. Cada vivienda contará con una superficie de 60 metros construidos, con un dormitorio, cocina, baño completo y salón-comedor, además de garaje y trastero.

Para acceder al alquiler de estas viviendas, que ya han sido sorteadas, los solicitantes, además de cumplir con los requisitos de acceso a la vivienda protegida que establece la ley, debían ser menores 35 de años y llevar al menos un año empadronados en el municipio de Santander.

Díaz indicó que, a través de esta actuación, el Ayuntamiento de Santander pretende facilitar a los menores de 35 años su emancipación del hogar familiar en un momento en el que los jóvenes encuentran numerosas dificultades para independizarse.

Por ello, a la hora de fijar el precio de alquiler de estas VPO, el Ayuntamiento ha aplicado un 20 por ciento de descuento respecto de la renta que correspondería según el vigente Plan de Vivienda, con el fin de facilitar aún más el acceso de los jóvenes santanderinos a una vivienda de calidad.

El responsable municipal de Vivienda hizo hincapié en la novedad de la propuesta realizada por el Ayuntamiento de ofrecer VPO para jóvenes en régimen de alquiler, un compromiso adquirido al inicio de la legislatura y que muy pronto será una realidad para quienes, en los próximos meses, se trasladarán a vivir al edificio cuya construcción está muy próxima a finalizar.

El concejal aseguró que la apuesta del Ayuntamiento por la vivienda protegida es evidente y, en este sentido, destacó el trabajo que está desarrollando la Sociedad de Vivienda y Suelo que ha puesto en marcha la construcción de más de 700 viviendas protegidas en Santander y ha entregado ya 382 VPO, a las que sumarán en breve estas 30 en régimen de alquiler.

“Facilitar el acceso de las familias a una vivienda a un precio asequible y ayudar a los jóvenes a emanciparse son objetivos claros de la política del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santander, para el que la construcción de viviendas protegidas constituye un pilar fundamental en su actuación”, subrayó.

Díaz detalló algunas de las actuaciones que tiene en marcha la SVS, como la construcción de 70 viviendas en el sector 4 (Primero de Mayo) y otras 201 en el sector 3 (Peñacastillo).”Si tenemos en cuenta las 382 VPO entregadas y las 301 en construcción, es decir, un total de 683 VPO, hemos conseguido invertir en vivienda protegida en tan sólo 3 años de actividad, una cantidad de 54 millones de euros, lo que pueda dar una idea de la actividad frenética que está manteniendo la Sociedad de Vivienda”, remarcó.

Además, el próximo proyecto que va a acometer la Sociedad de Vivienda y Suelo en materia de vivienda protegida será la construcción de 152 nuevas VPO, con sus respectivos garajes y trasteros, en La Albericia, con una inversión de alrededor de 19 millones de euros, que se prevé que sean sorteadas y que puedan estar en construcción antes de que acabe este año.

El concejal recalcó que la SVS está implicada también en proyectos que suponen dotar a la ciudad de importantes equipamientos que incrementen la oferta de servicios municipales para beneficio de los santanderinos, como son el Centro Cívico y Cultural del Río de la Pila y el Espacio Cultural para las Artes Musicales (ECAM) que se construirá en Las Llamas, unas actuaciones cuya inversión conjunta es de 7,4 millones de euros.