Evolución del déficit y la deuda de España

Manuel Haro AlcaldeEs tiempo de penurias. Los días pasan y no sabemos dónde está el límite que nos permita ver la botella medio llena. Y todo, por culpa de la economía que, como en todas partes, marca la pauta.
Recortes, ajustes, incumplimientos, corrupción… y lo que es peor, poniendo cara a los llamados delincuentes de “cuello blanco”, aunque el color es lo de menos, porque hay para todos los gustos o… disgustos.
La tensión crece y el desánimo cunde a marchas forzadas. Pero sería mejor poner las ideas a enfriar y analizar serenamente la realidad de nuestro tiempo.
Me hé tomado la molestia de recopilar datos sobre la evolución del déficit y la deuda de España, algo que cualquiera puede hacer. Para ello solo basta con acudir a fuentes oficiales como Banco de España, Tesoro Público, INE, Eurostat y BCE (Banco Central Europeo). Para más detalles, actualizados el 25 de Noviembre pasado.
Intentaré no perderme en números farragosos para evitar la tentación de pasar por alto una simple consulta que, insisto, puede realizar cualquier persona interesada.
Ahora que se há producido la “reaparición” de Felipe González para dar un tirón de orejas a sus “herederos”, nos detenemos en datos tales como que desde 2.010, la Administración Central (no autonomías ni ayuntamientos), acudió a los mercados en 52 ocasiones (más de cuatro veces por mes), para pedir prestados 208.624 millones de euros (4.636 por español). De ellos, 143.387 se destinaron a amortizar deuda.
Durante el 2.011 y hasta el 19 de Noviembre, la Administración Central há acudido a los mercados en 41 ocasiones para pedir prestados 160.998 millones de euros.
En Septiembre de 2.011, la deuda era de 576.026 millones de euros, de los que 116.000 vencen éste año 2.012.
En el periodo de Felipe González, tanto el valor absoluto como relativo, crece. En sus últimos 6 años, el valor absoluto casi se triplicó.
Con Aznar, se estabiliza el valor absoluto y disminuye el relativo.
Con Zapatero, durante su primera legislatura la deuda sigue la misma tendencia que con Aznar. En cambio, desde 2.007, los dos valores se han disparado. El valor absoluto está próximo a duplicarse.
En Septiembre de 2.009, la deuda de España era de 524.873 millones de euros, por lo que a cada español (45.929.477 entonces), le correspondía una deuda de 11.428, es decir, casi 2 millones de pesetas.
El 2.009 se cerró con una deuda de 475.472 millones de euros, fecha en que Zapatero la había aumentado un 50% y el 2.010, con 540.639 millones.
Desde Marzo de 2.008 a Marzo de 2.011, la deuda de la Administración Central (la de Zapatero), se há incrementado en 235.717 milones, un 83%. De 285.290 a 521.007.
Quien pueda tener interés ó quiera reforzar éste acercamiento a la realidad, puede acudir a gráficos y datos estadísticos a partir de idénticas fuentes de información oficial. Es posible que lleguen a conclusiones ilustrativas que, el algunos casos, puedan contribuir a un acercamidento de la realidad que padece nuestro País.