Fallece un trabajador del Parque de la Naturaleza de Cabárceno tras ser golpeado por un elefante

 

-El consejero de Turismo, Javier López Marcano, anuncia que mañana se le rendirá un homenaje a las 12,30 en el parque

Santander 23.02.2021.- Un trabajador del Parque de la Naturaleza de Cabárceno ha fallecido esta mañana tras ser golpeado por uno de los elefantes del parque.

El accidente ha tenido lugar a las 8,30 horas de la mañana en el exterior de las cuadras de los paquidermos, cuando se iniciaban las tareas diarias de limpieza de recintos y suelta de los ejemplares al exterior.

En el momento del accidente, Joaquín Gutiérrez Arnáiz, de 44 años, se encontraba en el denominado patio de manga (un pasillo intermedio de seguridad que sirve para que los elefantes entren y salgan de manera ordenada) y ha sido alcanzado por la trompa del animal –una hembra que en ese momento se encontraba junto a su cría en uno de los patios grandes – y al caer se ha golpeado contra los barrotes del recinto.

Tras ser visto por los dos compañeros que se encontraban en ese momento en el recinto y avisar al 112, Gutiérrez Arnáiz fue trasladado en ambulancia al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, donde ha fallecido a las 11,15 horas.

También se han traslado al Parque efectivos de la Guardia Civil y Policía Judicial para iniciar la correspondiente investigación que pueda aclarar las causas del accidente.

La muerte de Joaquín Gutiérrez ha causado gran conmoción entre los compañeros de Cabárceno y CANTUR, la empresa pública que gestiona el parque.

El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Francisco Javier López Marcano, se ha trasladado al hospital Marqués de Valdecilla nada más conocer el suceso junto al director de CANTUR, Bernardo Colsa, y la directora del parque, Beatriz Sainz.

Estamos profundamente consternados”, ha afirmado López Marcano. “Cabárceno pierde a una persona muy querida por sus compañeros y a un trabajador entregado a su labor como cuidador desde hace casi dos décadas”, ha añadido.

El consejero ha transmitido personalmente sus condolencias a la familia y ha afirmado que todos los responsables y empleados de CANTUR se suman “al dolor que causa una pérdida irreparable de una persona tan joven y querida por todos, un empleado siempre dispuesto y amante de los elefantes y de su trabajo”.

López Marcano ha anunciado que mañana, a las 12,30 horas, se le rendirá un homenaje en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Éste se desarrollará junto al recinto de jirafas.

Joaquín Gutiérrez Arnáiz inició su trabajo en Cabárceno en 2002. En estos 19 años había adquirido una dilatada experiencia en el manejo y cuidado de elefantes, siendo uno de los más veteranos en este recinto, en el que actualmente conviven un total de 20 ejemplares.

Esta es el primer accidente mortal que ocurre en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno en sus 30 años de historia.

El parque es un referente a nivel internacional en la reproducción y cuidado de elefantes africanos, donde han visto la luz un total de 22 ejemplares. La instalación cántabra colabora de forma muy activa con el EPP de Elefantes (Programa Europeo de Protección de Especies en Peligro de Extinción) facilitando el intercambio de ejemplares o la cesión de éstos a otros centros europeos con el fin de contribuir a la reproducción de la especie y evitar problemas de consanguinidad.

El recinto de elefantes cuenta con 25 hectáreas de extensión y está integrado por un gran espacio natural.

La Fundación Franz Weber ha reclamado el inicio de un proceso de ‘reflexión’ sobre la cautividad de los elefantes en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno después del fallecimiento de un cuidador a causa de un golpe en la cabeza tras caer al suelo por un trompazo de un elefante cautivo, que todavía se está investigando.

“El comportamiento agresivo de algunos elefantes en cautividad puede ser una consecuencia de su falta de bienestar. Los paquidermos son seres con personalidades individuales y una memoria extraordinaria, lo que hace que algunos eventos les marquen de por vida”, explica Alejandra García, coordinadora del proyecto ELE, a través del cual se han derivado diversos elefantes de zoológicos a santuarios.

Según David Perpiñan, veterinario especialista en zoos y consultor científico de la Fundación “la separación de la madre en el hábitat natural, castigos físicos o psíquicos, o el cambio de grupo social pueden afectar a su comportamiento”, por ello han solicitado una investigación exhaustiva sobre qué pudo motivar esta reacción en el zoo cántabro.

También quiere conocer la organización qué medidas va a tomar la dirección de este parque, ya que una de las actuaciones más habituales es el traslado a otro zoo para evitar “mala prensa” e incluso se han dado casos de sacrificio del mamífero implicado.

FFW subraya que la agresividad intencional o no hacia personas, como el fallecimiento del trabajador, es la que atrae mayor atención mediática, pero estas situaciones son más habituales de lo que se cree.

En la Era Moderna se han documentado más de 200 casos de elefantes cautivos que han matado a personas, aunque podrían existir muchos más sin investigar y sucesos donde los fallecimientos son múltiples, sin olvidar personas lesionadas. Por ejemplo, entre 1987 y 2019 en Estados Unidos y Canadá hubo un mínimo de 103 incidentes con elefantes cautivos, lo que resultó en 20 personas muertas y 140 heridas. En Europa, antes de 1982, se tenían reportadas 49 muertes causadas por elefantes en zoológicos.

La Fundación internacional aclara que, a diferencia de otros animales peligrosos en cautividad, los elefantes también pueden matar de forma totalmente involuntaria, aplastando a personas sin darse cuenta.

Para Rosi Carro, coordinadora científica de ZOOXXI, este suceso demuestra que el espacio no lo es todo, sino que el problema radica en el modelo. “Si mantenemos el modelo de zoo del siglo XIX, donde es aceptable tener a los elefantes cautivos, no ganaremos nada sumando metros cuadrados y estos hechos se seguirán sucediendo”, manifestó Carro, en alusión a la buena prensa de la que goza el parque Cabarceno debido a los extensos terrenos.

Recuerdan que hace justo tres años tuvieron un incendio en la instalación de jirafas del parque cántabro, y que la respuesta del zoo fue ‘decepcionante, lejos de mostrar dolor por haber causado una muerte espantosa a esos animales, anunciaron que en breve traerían algunas jirafas nuevas desde un zoo andaluz’. “Ese es el modelo coleccionista, colonialista y maltratador que no lograrán cambiar sumando metros”, reflexiona Leonardo Anselmi director de la Fundación.

Con mayor dureza recuerdan el suceso de los lobos, “en 2014 la empresa gestora del Parque mandó a matar a todos los lobos a tiros, según ellos, siguiendo criterios conservacionistas. Y es probable que sea cierto, lo cual obliga un cambio inmediato en esos criterio de conservación anacrónicos y contra científicos”, afirma Anselmi, quien invita a la sociedad a conocer más sobre la conservación compasiva en un portal web específicamente creado para esto www.conservaciocompassiva.org/es

Finalmente FFW quiere trasladar su pésame a la familia del trabajador fallecido y confirma su compromiso de seguir trabajando para que ningún empleado de un zoo vuelva a sufrir un accidente de este tipo, ‘y para que ningún elefante vuelva a ser encerrado’.