García tacha de “vergonzosa” la forma en que los trabajadores de Bridgestone han conocido la noticia del cierre

screenshot513.jpg

La formación Asamblea Ciudadana por Torrelavega (ACPT), calificó ayer, a través de su portavoz, Esther García, como “vergonzosa” la forma en que los trabajadores de la planta de Bridgestone, en Puente San Miguel, han conocido la noticia del cierre de una de sus dos líneas de fabricación para 2010.

En este sentido, García añade en un comunicado que los representantes sindicales de los sindicatos CC OO y UGT han gestionado a lo largo de los años las incorporaciones de nuevos trabajadores a la empresa, y acusó a los sindicatos mayoritarios de “matar al mensajero culpando al sindicato USO de haber creado una alarma innecesaria”.

La portavoz de ACPT añadió que este cierre afecta a 250 trabajadores que al pertenecer a toda una línea de fabricación “hace temer por el futuro de la factoría”. Además, aseguró que las noticias que se han venido produciendo respecto a la fábrica de Puente San Miguel han sido “contradictorias”, ya que en algún caso hacían “prever la seguridad y normalidad en la misma para, finalmente, desembocar en una situación que, como siempre, van a pagar los trabajadores, en primer lugar, y la Comarca, en segundo”.

García añadió que no conocían aún la reacción del Gobierno de Cantabria, aunque sí la del propio Ayuntamiento de Torrelavega, más allá de “lamentar el hecho”, y barajó la posibilidad de que “una vez más el dinero público preste oxigeno a los fuertes”. Avanzó que cualquier acuerdo entre la Administración Pública y la empresa debiera pasar por el compromiso cerrado del “mantenimiento absoluto” de toda la plantilla. “Es lo menos que se puede exigir a una empresa que por su carácter multinacional, ni siquiera nos paga impuestos”, apostilló.