Gas Natural Fenosa pretende convertir el ‘fracking’ en Valderredible en utilidad pública

  • Gas Natural Fenosa pretende expropiar los terrenos afectados por los sondeos de fracking de Valderredible El Coto-2 y Cadialso-2
Manifestaciones contra el 'fracking' (Archivo CANTABRIA DIARIO)
Manifestaciones contra el ‘fracking’ (Archivo CANTABRIA DIARIO)

La Asamblea contra la Fractura Hidráulica de Cantabria ha informado de que a mediados de abril, el Ministerio de Medio Ambiente comunicó a las administraciones afectadas y personas vinculadas con la protección del medio ambiente la ampliación del plazo para la realización del conjunto de actuaciones de la fase 2 (“Estudio de impacto ambiental, información pública y consultas”) de los procedimientos de evaluación de impacto ambiental de los proyectos de pozos de fractura hidráulica (‘fracking’) El Coto-2 y Cadialso-2 en Valderredible. Esta ampliación les concede nueve meses más para completar esta fase.

Esta ampliación les ha sido concedida porque el promotor (Gas Natural Fenosa) ha solicitado autorización administrativa, aprobación y reconocimiento de los proyectos de fracking de Valderredible como de utilidad pública. De concederse, esta “utilidad pública” llevaría implícita en todo caso la necesidad de ocupación de los bienes o de adquisición de los derechos afectados e implicará la urgente ocupación a los efectos del artículo 52 de la Ley de 16 de diciembre de 1954, de Expropiación Forzosa.

La declaración de utilidad pública es un requisito previo a la expropiación forzosa y los proyectos de fracking gozan del beneficio de la expropiación forzosa y ocupación temporal de bienes y derechos.

El colectivo considera que “Gas Natural Fenosa pretende por tanto expropiar los terrenos afectados por los sondeos de fracking de Valderredible”, mientras la empresa “pretende lavarse la cara con un seminario de eficiencia energética respaldado por el Gobierno de Cantabria celebrado el pasado 3 de mayo en Santander”.

“Las gentes de Cantabria han manifestado de una y mil formas su oposición al fracking y su negativa a que se realice ninguno de estos proyectos. Gas Natural Fenosa sin embargo sigue adelante, desoyendo la voluntad de los y las cántabras”, señala la plataforma.