Gorostiaga, Aído y Corbacho defienden en Bruselas la directiva europea que amplía el permiso laboral de los padres

La Vicepresidenta representa a las CCAA españolas en el Consejo de Ministros de Empleo e Igualdad:

La Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Dolores Gorostiaga, ha participado hoy en el Consejo de Ministros de Empleo y Política Social e Igualdad de la Unión Europea, que se celebra en Bruselas, formando parte de la delegación española integrada también por el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, y por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

El Consejo ha aprobado la propuesta de Directiva por la que se aplica y adquiere efecto legal la ampliación del permiso parental, negociado previamente por los diferentes interlocutores sociales a nivel europeo.

El acuerdo aprobado hoy amplía de tres a cuatro meses el derecho individual de los trabajadores y trabajadoras al permiso parental e introduce diversas mejoras y aclaraciones relativas al ejercicio de ese derecho. De esta forma, los derechos trabajadores que soliciten y tomen un permiso parental quedan protegidos frentede la discriminación por haber solicitado o tomado un permiso parental.

Concretamente, se facilita la vuelta al trabajo tras el período de permiso al empleado o empleada que lo solicita, ya que se reconocerel derecho a solicitar una actividad laboral flexible.

De esta forma, el acuerdo adoptado hoy por el Consejo de Ministros de la UE contribuye a conciliar mejor la vida laboral con la vida privada y familiar, y a promover la igualdad de sexos en el mercado de trabajo.

A este respecto, Dolores Gorostiaga ha destacado, en su intervención ante el pleno del Consejo de Ministros de la UE, la importancia de que esta propuesta de Directiva sobre permiso parental sea un “resultado concreto del diálogo social” y permita “dar un paso más en la conciliación de la vida personal y profesional”, así como dotarse de “una nueva organización del tiempo de trabajo que “beneficiará tanto a la ciudadanía como a las empresas”.

La Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria ha puesto de manifiesto la necesidad de concienciar a las empresas de que este tipo de acuerdos, consensuados con los agentes sociales y encaminados a garantizar una mayor conciliación de la vida laboral y familiar, “no sólo benefician a los trabajadores y trabajadoras afectadas”, sino que redundan en un “evidente beneficio para la productividad y competitividad de las propias empresas”.

Gorostiaga ha recordado además que avanzar en la conciliación de la vida laboral y familiar supone conseguir un “mayor estado de bienestar y un desarrollo más pleno de las capacidades individuales y colectivas de la sociedad”.

En su intervención en Bruselas, la Vicepresidenta cántabra ha destacado que el ejercicio del diálogo social resulta “de vital importancia”, tanto a nivel comunitario como a nivel nacional y regional. Por ello, ha señalado, “la coordinación entre estros tres niveles es fundamental para permitir una dinámica de acción ascendente y descendente”. Para Dolores Gorostiaga, los interlocutores sociales, protagonistas de dicho diálogo, resultan “clave para una mejor asimilación, adaptación y puesta en marcha de los cambios que suponen los nuevos retos” de la economía y del mercado de trabajo, tanto a nivel comunitario como a nivel mundial.

“El progreso económico de Europa no es posible sin una buena política social”, ha concluido Gorostiaga en su intervención ante el pleno del Consejo de Ministros de Empleo, Política Social e Igualdad de la Unión Europea.

En la reunión de hoy, celebrada en la sede del Consejo Europeo, en Bruselas, la Vicepresidenta de Cantabria ha estado acompañada por el director general de Trabajo y Empleo, Tristán Martínez, y por la directora general del Servicio Cántabro de Empleo, Carmen Díez Marzal.

Gorostiaga ha defendido, junto a Celestino Corbacho y a Bibiana Aído, la postura común de las Comunidades Autónomas españolas, que, durante las últimas semanas han venido trabajando para adoptar un posicionamiento compartido en la defensa de los intereses de los ciudadanos de cada región española.