Comentarios y ruido

{xtypo_dropcap}¿{/xtypo_dropcap}En Internet miles de personas normales no tienen nada que decir pero los memos siempre dejan un comentario? No siempre. En Internet hay miles de personas inteligentes, pero hacen más ruido los revoltosos. Igual que en el mundo real.

Por desgracia, una parte importante de los comentarios en la Red están plagados de falsedades, de tonterías, de insultos, de inquinas personales, de imprecisiones, en definitiva de ruido que es perfectamente prescindible dentro de un flujo de comunicación.

Un alto porcentaje de las conversaciones en Internet aportan bastante poco si se trata de un debate sobre una noticia o un hecho. Al igual que redes sociales como Facebook permiten marcar «Me gusta» en los comentarios, también puede ser interesante añadir un botón para marcar como ‘ruido’ un determinado comentario, o incluso toda una conversación completa. En muchas ocasiones, cambian los «nicks» de los comentaristas pero la inutilidad de las letras que han vertido es la misma en todos los casos.

En televisión, por ejemplo, el volumen al que emiten tanto la programación como los anuncios es cada vez mayor. Aumenta el ruido y disminuye la información detallada y contrastada, al mismo tiempo que se desplazan los contenidos audiovisuales con interés cultural, educativo o de debate y se sustituyen por gallineros llenos de ruido donde se discute quién se acostó con quién, cómo, cuándo, dónde y por qué. Es curioso, esas mismas son las preguntas a las que debe responder un contenido informativo, pero ese tipo de contenidos se ahogan entre el ruido.

También vemos que nos encontramos rodeados de ruido por todas partes al revisar los comentarios bajo cada noticia en cualquier periódico digital. En la noticia, por ejemplo, del lanzamiento de un nuevo modelo de coche con un motor de hidrógeno no contaminante, podemos ver como respuestas, en forma de comentarios de ‘los internautas’, insultos al concejal de Deportes de su pueblo, ataques sin venir a cuento contra Zapatero o Rajoy, y en menor medida quizá algún que otro comentario sobre el tema de la noticia, aportando un poquito de contenido añadido a la noticia.

El ‘ruido’ se entiende como esos comentarios sin contenido ni aporte interesante, y sería muy apropiado disponer de alguna herramienta para que ese tipo de comentarios sean ocultados por el sistema, salvo que alguien, con cierto sentido masoquista, quiera verlos presionando el enlace.

Así quizá, de vez en cuando, podamos leer con tranquilidad los comentarios útiles y con contenido sin tener que atravesar visualmente toneladas de comentarios ruidosos que no aportan nada.

 

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia