Intervenida una embarcación tras sorprender a dos furtivos realizando pesca con palangre

  • Los denunciados tienen un historial con más de 60 infracciones relacionadas con la pesca y el marisqueo.

28 de diciembre de 2020. La Guardia Civil e Inspectores de Pesca del Gobierno de Cantabria interceptaron a dos hombres, que, a borde de una pequeña embarcación, realizaban pesca furtiva en la zona del Sardinero de Santander.

Entre los dos, acumulan más de 60 infracciones relacionadas con la pesa y el marisqueo. En esta ocasión son denunciados por infracciones graves, al pescar con palangre, arte prohibida para pescadores deportivos, así como, deshacerse de los artes para impedir la labor inspectora. Las sanciones por este tipo de infracciones pueden alcanzar multas de hasta 60.000 euros.

Además, se les intervino la embarcación que utilizaban, la cual queda a disposición de la Dirección General de Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria.

Interceptados en la Isla de Mouro

El dispositivo desplegado en la mañana del 24 de diciembre contra la pesca furtiva durante la época navideña, permitió localizar a una embarcación de recreo en el momento en que se encontraba levantando un palangre en la zona del Sardinero.

El avistamiento realizado desde tierra por los Inspectores de Pesca, alertó a la embarcación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Cantabria, para interceptar a los furtivos.

Los dos hombres, al verse detectados por la Guardia Civil, emprendieron la huida con su embarcación hacia mar abierto, siendo interceptados por los agentes al norte de la Isla de Mouro.

Seguidamente se escoltó a la embarcación hasta las instalaciones de la Guardia Civil en el puerto de Santander, procediendo a inspeccionar la embarcación, encontrando en su interior varios cestos con unos 12 kilos de pescado, destacando tres lubinas de gran tamaño.

El pescado es intervenido y entregado en el centro benéfico Cáritas.