• 14 de abril de 2024

Juicio contra cuatro acusados de delitos de agresión sexual perpetrados a una joven que se encontraba intoxicada por las drogas y el alcohol

Compartir:

El martes 19 de marzo la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria en Procedimiento Sumario Ordinario 8/2023 juzgará por agresión sexual en actuación conjunta a cuatro acusados de delitos de agresión sexual perpetrados a una joven que se encontraba intoxicada por las drogas y el alcohol.

Según el relato que hace el ministerio fiscal, la joven, que había estado de fiesta durante la noche consumiendo grandes cantidades de alcohol, así como cannabis y cocaína, se encontró ya de mañana en un local de Santander con los cuatro acusados.

Al cierre del local, al mediodía, fue convencida por uno de ellos para que le acompañara al domicilio donde residían dos de los acusados. Una vez allí, la joven se fue con el primero a un dormitorio con la intención de mantener relaciones con él.

Sin embargo, “de forma inesperada”, otros dos entraron en la habitación y, “sin más contemplaciones”, comenzaron a tocarla y a desnudarla.

“Ante dicha situación, la mujer, que en ningún caso quería mantener relación sexual con tales personas, se quedó paralizada, en estado de shock”, y los dos acusados que entraron después la trasladaron a la cama y allí la penetraron sin ninguna protección.

Después entró otro de los acusados, y junto con otro de los anteriores penetraron simultáneamente a la mujer anal y vaginalmente, todo ello ante la “presencia intimidatoria” del primero, con el que la joven había acudido a la habitación.

A continuación, entró una quinta persona, no identificada, que obligó a la joven a que le realizara una felación.

La chica, que tenía 22 años y “sus facultades muy disminuidas” por el consumo de sustancias tóxicas, “nunca quiso mantener las citadas relaciones sexuales, pero se vio rodeada de cinco varones casi desconocidos, de fuerte complexión, en el reducido espacio de un dormitorio, todos los cuales actuaban, pese al evidente desasosiego y angustia que con ello le provocaban”.

La joven era “incapaz de impedir” las relaciones “por su inferioridad física y numérica, y el lugar desconocido donde se hallaba, por temor a que los mismos pudieran agredirla y consumar violentamente dichas relaciones en caso de resistirse por la fuerza”.

Por tal razón, “en un estado de estupor, permaneció inmóvil, dejándose hacer, mientras los acusados la desplazaban y la movían para penetrarla, permaneciendo incluso buena parte del acto con los ojos cerrados”.

Trató de pedir auxilio al primero de los acusados, con el que había ido a la habitación y el único que no la había penetrado, pero este no la ayudó a escapar.

Cuando terminaron, la llevaron a la estación de autobuses en dirección a su domicilio, pero, al llegar a su parada, el primero no la dejó bajar y la llevó a su casa, a lo que la joven accedió “dado su estado de shock”.

Una vez en la vivienda, la joven contactó con una amiga y le relató lo sucedido, por lo que esta acudió en su auxilio.

La chica trató de salir de la vivienda, pero el acusado la sujetó y le cerró la puerta con llave, la cogió por la cintura y se extrajo el pene para mantener relaciones sexuales con ella, a lo que la chica se opuso. Finalmente, logró salir corriendo por la puerta de la vivienda para reunirse con su amiga.

Fue atendida en el hospital, donde se constataron lesiones en las mamas, en las piernas y en los genitales. El análisis de las muestras tomadas dio resultado positivo en cannabis, cocaína, fluoxetina y diazepam, así como una tasa de alcohol en sangre de 1,22 gramos por litro.

La joven ha sufrido una “grave afectación” en su estado de ánimo, y tiene como secuela un estrés postraumático grave.

Los cuatro acusados se encuentran en prisión provisional desde los hechos, acaecidos en Santander a finales de julio de 2022.

Según la fiscalía, tres de ellos son autores, cada uno, de un delito de violación -por las agresiones perpetradas- y, además, son cooperadores necesarios de otros tres delitos de violación -por los cometidos por los otros presentes.

El cuarto acusado es cooperador necesario de cuatro delitos de violación y autor de un delito de violación intentado.

Las penas solicitadas por la fiscalía ascienden a 30 años de prisión para cada uno de los tres acusados que violaron a la chica en presencia del resto y cooperaron a que todos hicieran lo mismo; y 15 años y seis meses de cárcel para el acusado que cooperó para que los anteriores consumaran las agresiones y que intentó mantener relaciones sexuales con ella horas después en su domicilio.

Estas penas de prisión llevan aparejadas penas de alejamiento y prohibición de comunicar con la joven, inhabilitación para desempeño que conlleve contacto con menores y libertad vigilada.

La acusación particular, por su parte, eleva la petición de prisión para cada uno de los tres primeros a 50 años de prisión, y para el cuarto acusado, a 48 años y seis meses de cárcel.

En concepto de responsabilidad civil, tanto la fiscalía como la acusación particular solicitan que los cuatro acusados indemnicen de manera conjunta y solidaria a la joven en 100.000 euros por el daño moral sufrido.

Está previsto que este juicio continúe el miércoles 20 de marzo.

David Laguillo
Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia