Portada

La Guardia Civil intercepta a tres furtivos multirreincidentes mariscando percebes en Santander


  • Fueron sorprendidos en las zonas de Cabo Menor y Cabo Mayor.

  • Entre los tres suman más de 170 denuncias por infracciones a la normativa de pesca en Cantabria y Asturias.

19 de octubre de 2020. El Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Cantabria, procedió el pasado viernes 16 de octubre a interceptar a tres varones vecinos de Santander, de edades comprendidas entre los 34 y 41 años, al ser sorprendidos realizando pesca furtiva de percebes.

La mañana del pasado viernes los agentes estaban realizando servicio preventivo contra la pesca furtiva en las zonas de Cabo Menor y Mayor (Santander), teniendo las mismas catalogación de zona de conservación y estando prohibida la extracción de percebes en las mismas.

Pasadas las 11.15 horas, localizaron en Cabo Menor, a un hombre que vistiendo neopreno se encontraba pescando percebes. Al verse sorprendido arrojo a la mar las capturas, lanzándose él también al agua, para evitar ser localizado.

Uno de los guardias civiles, que se encontraba en la embarcación semirrígida saltó a tierra, localizando al pescador nadando en dirección a la playa de Mataleñas. Finalmente fue interceptado por el personal que se encontraba en la embarcación, subiendo a bordo de la misma, comprobando posteriormente que carecía de licencia de marisqueo.

En Cabo Mayor se observó a otros dos hombres, que al igual que el anterior, arrojaron al mar los percebes capturados al verse sorprendidos por la Guardia Civil, si bien, estos intentaron fugarse por el acantilado.

Estas dos personas fueran interceptadas en la parte superior de las rocas, ya que la Guardia Civil tenía un dispositivo tanto por mar como por tierra para evitar posibles huídas, comprobando igualmente que carecían de licencia de marisqueo.

Multirreincidentes

Identificadas los tres varones, se pudo comprobar que entre los tres tenían más de 170 denuncias por parte de la Guardia Civil por infracciones a la normativa de pesca, destacando uno de ellos con 85 denuncias.

Estas personas habían sido sorprendidas en otras ocasiones en Santander, Miengo, Alfoz de Lloredo, Piélagos, Castro Urdiales, Suances, Santillana del Mar, Ribamóntan al Mar, Bareyo y Ruiloba, además de en diferentes poblaciones de Asturias.

Los componentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Cantabria que les sorprendieron el pasado viernes, han formulado a estos tres hombres denuncias por infracciones graves por estar realizando la pesca de percebes en una zona prohibida, al considerarse de conservación, así como pescar sin tener la oportuna licencia de mariscador. Por estos hechos pueden ser sancionados con hasta 60.000 euros de multa.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada