Nacional

La Policía Nacional desmantela una tienda virtual que vendía réplicas de relojes de las marcas más prestigiosas

El administrador de la web, que ha sido detenido en León, ofertaba en plena campaña de Navidad más de 1.100 modelos diferentes a ciberclientes

Se trata de un experto informático que, para evitar su localización, usaba las redes WIFI de sus vecinos -cuyas claves “desencriptaba” él mismo- y una falsa identidad

Se estima que el volumen de ventas mensual ascendía a más de 8.000 euros, aunque se habrían incrementado durante este mes

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una tienda virtual en la que se vendían imitaciones de relojes de marcas de reconocido prestigio en el mundo de la relojería. Un informe de la Comisaría General de Policía Científica acredita la falsedad de las piezas. Se ha procedido al arresto en León del responsable de la web que, en plena campaña de Navidad, ofertaba más de 1.100 modelos diferentes a los internautas. El administrador de la página, un experto informático, utilizaba las redes WIFI de sus vecinos para evitar su localización, así como una identidad falsa. Se estima que el volumen de ventas mensual ascendía a más de 8.000 euros, aunque se habrían incrementado durante este mes.

La investigación se inició a partir de una denuncia presentada por varios de los afectados por este delito contra la propiedad industrial contra los administradores de una página web en la que se vendían relojes falsificados. Junto a la denuncia aportaron pruebas de compra de réplicas de relojes de sus marcas. Las falsificaciones fueron remitidas a la Comisaría General de Policía Científica para su análisis. El informe pericial derivado de este estudio acreditaba la falsedad de los objetos.

Paralelamente se localizaron en Internet numerosos anuncios relacionados con el portal web denunciado que, ofertaban públicamente réplicas de relojes de marcas de reconocido prestigio.

Doble identidad

Rápidamente los agentes ubicaron su paradero en la ciudad de León, desde donde al parecer se gestionaba la tienda virtual. La localización exacta del administrador de la web resultó especialmente dificultosa para los investigadores debido a que esta persona utilizaba una doble identidad. Una real para su vida cotidiana y por otro lado usaba un nombre falso para las transacciones de paquetería relacionadas con la venta de los relojes falsos.

Redes WIFI de sus vecinos, cuyas claves “desencriptaba” él mismo

Otra dificultad con la que se toparon los agentes fue la referida a la localización del ordenador desde donde gestionaba la tienda virtual. Para las comunicaciones por Internet utilizaba las redes WIFI de sus vecinos, sus amplios conocimientos en informática le permitieron “desencriptar” la clave y la contraseña de las redes inalámbricas y operar a través de ellas. Para sus conversaciones telefónicas utilizaba dos teléfonos móviles cuyos titulares eran ciudadanos residentes fuera de España o bien llamaba desde locutorios públicos. Además cambiaba con frecuencia de domicilio.

Finalmente los investigadores localizaron su paradero exacto y procedieron a su detención en la capital leonesa. También se llevó a cabo el registro del domicilio que ocupaba donde se intervinieron sesenta y tres réplicas de relojes de prestigiosas marcas, más de dieciocho mil euros en efectivo, dos ordenadores portátiles, tres discos duros y numerosa documentación relacionada con las transacciones del responsable de la venta de las falsificaciones con sus clientes.

Con la información recopilada a lo largo de la investigación se estima que la tienda virtual obtenía un volumen de ventas superior a los ocho mil euros mensuales e incluso éstas podrían haber aumentado durante la época navideña.

Entregas a domicilio contra reembolso

La adquisición de las falsificaciones por parte de los clientes se realizaba de forma muy simple. Primero elegían marca y modelo en la tienda virtual para posteriormente establecer contacto con el vendedor vía e-mail o a través de teléfono móvil para concretar la venta y facilitar los datos de envío. Finalmente una empresa de paquetería en servicio contra reembolso entregaba el reloj en el domicilio del cliente.

La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo Antipiratería de la Brigada de Investigación Tecnológica de la UDEV central (Comisaría General de Policía Judicial) con la colaboración de la UDEV de la Comisaría Provincial de León.

You may also like

Comments are closed.

More in:Nacional