La Policía Nacional detiene en Madrid al “jefe” de una activa banda de ladrones

En al menos una ocasión se disfrazó de empleado de una compañía eléctrica para desactivar los dispositivos de alarma del local en el que robaron horas más tarde

 

Agentes de Policía Nacional han detenido a Luis C.R., de 23 años, como presunto autor de numerosos robos con fuerza e intimidación cometidos durante 2010. Se trata del encargado de dirigir y coordinar a un activo grupo al que se le imputan 29 hechos delictivos cometidos este año en la Comunidad de Madrid. En al menos una ocasión se disfrazó de empleado de una compañía eléctrica para acceder a la trastienda y desactivar los dispositivos de alarma del local en el que robaron horas más tarde. La banda está especializada también en sustraer vehículos de gran cilindrada para utilizarlos en los asaltos.

La investigación se inició tras la comisión de un robo con fuerza en un lujoso establecimiento el pasado mes de febrero. Los agentes averiguaron que, escasas horas antes de la comisión del robo, el arrestado había acudido al lugar en compañía de otro individuo. La finalidad de esta “visita” era determinar la ubicación de los efectos de mayor valor económico para robarlos posteriormente.

Falso operario de una compañía eléctrica

Dos meses después, esta banda cometió otro robo con fuerza en Madrid. El detenido, previamente a la comisión del hecho, simuló ser un operario de una empresa eléctrica. Perfectamente vestido con un uniforme de trabajo de la compañía y con el permiso del propietario accedió al interior

del establecimiento con el pretexto de revisar los automáticos de la luz. Sin embargo, su única intención era desactivar el dispositivo de alarma e inspeccionar las diversas estancias del local. Horas después, y con la alarma ya inactiva, varios individuos accedieron al interior y cometieron el robo.

Robos de mercancía de furgonetas de reparto y de coches de alta gama

En posteriores ocasiones, robaron mercancía de diferentes furgonetas de reparto, utilizando para ello siempre el mismo “modus operandi”, esto es, aprovechaban mientras el conductor hacía entrega de parte de la mercancía en los muelles de descarga de los distintos centros comerciales madrileños para sustraer los efectos del interior del vehículo. Asimismo, se les imputan varias sustracciones de vehículos de alta gama con los que, o bien cometían los robos con fuerza, o bien transportaban el género robado.

Hasta el momento se le imputan 29 hechos delictivos, aunque no se descarta su implicación en otros hechos de similar naturaleza. La investigación, que continúa abierta, ha sido desarrollada por el grupo XXI de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid.